Camiones desbordan puertos argentinos

Luego de la suspensión de la huelga, camiones forman largas filas para descargar granos en Rosa el conflicto entre el sector agropecuario y el gobierno había frenado el abasto a puertos y urb
ROSARIO (CNN) -

Centenares de camiones formaban kilométricas filas el miércoles para descargar granos en el mayor puerto agrícola de Argentina, aprovechando la tregua entre el Gobierno y los productores rurales en una disputa por impuestos a las exportaciones.

Las carreteras aledañas a la ciudad de Rosario están abarrotadas de vehículos cargados mayormente con soja para poder llegar a los playones portuarios.

Los turnos de descarga se reforzaron, pero la terminal está desbordada y los camioneros esperan horas y horas su turno.

"Llegue ayer (martes) como a las 6 de la mañana y ya había una cola (fila) bárbara (enorme). Buscamos que nos escuchen porque tenemos mucho capital encima y es una locura estar en la ruta", dijo el chofer de un camión a la televisión local.

El tránsito por los alrededores de la ciudad también se complicaba, y se podía ver a lo largo de la autopista de 300 kilómetros que une Rosario con la capital argentina.

"Me imaginaba que algo de esto iba a pasar, porque la cantidad de camiones que vi en la ruta fue impresionante", dijo otro camionero mientras esperaba su turno.

Disconformidad

El sector agropecuario resistió un alza en los impuestos a las exportaciones de granos aplicado en marzo por el Gobierno, y las medidas de fuerza incluyeron cuatro huelgas comerciales que paralizaron la venta de granos y bloqueos de carreteras en todo el país que produjeron problemas de abastecimiento.

El fin de semana pasado fue levantada la última huelga cuando la presidenta Cristina Fernández decidió enviar un proyecto de ley al Congreso para ratificar o rechazar la polémica propuesta.

Distintos empresarios coincidieron en un evento empresarial que este inusual movimiento portuario en Rosario será sólo por algunos días.

"No esperen que esto dure mucho, porque hemos decidido vender solamente lo necesario para cubrir gastos y alguna que otra necesidad del momento", dijo un hombre de negocios ligado al rubro frigorífico.

Los líderes de las protestas agropecuarias dijeron en los últimos días que hasta que no se solucionen su reclamos, apenas comercializarán lo imprescindible.

La masiva salida de camiones a las rutas agravó aún más la escasez de diésel en las gasolineras cercanas a Rosario, las que en algunos casos ponían topes de hasta 200 litros por unidad dada la fuerte demanda.

Ahora ve
No te pierdas