Demanda de petróleo seguirá en aumento

La dependencia a los combustibles fósiles aumentará pese a los altos precios del crudo, prevé E la exigencia mundial subirá 50% durante los próximos 20 años provocando mayor calentamiento glo
WASHINGTON (AP) -

A pesar de los precios del crudo persistentemente altos, la demanda mundial de combustibles crecerá 50% durante las próximas dos décadas, así como la fuerte dependencia hacia los combustibles fósiles, sobre todo carbón y petróleo, pronosticó el miércoles el gobierno estadounidense.

Las proyecciones de la oficina de estadística del Departamento de Energía indican que si no se adoptan medidas obligatorias que enfrenten el problema del calentamiento global, la cantidad de dióxido de carbono que fluye a la atmósfera cada año por el consumo de energía, atrapando el calor en el planeta, será 51% mayor en 2030 frente al nivel de hace tres años.

A pesar del crecimiento de fuentes renovables de energía, especialmente los generadores eólicos y los biocombustibles, ''se espera que los combustibles fósiles... continúen proporcionando la mayor parte de la energía usada en el mundo'', pronosticó en un informe la Administración de Información de Energía.

''La demanda mundial de energía crece a pesar de los altos y sostenidos precios del petróleo en el mundo, que se proyecta que persistan durante de largo plazo'', añadió el informe. Para 2030, el petróleo podría tener un costo mínimo de 113 dólares por barril y uno máximo de 186 dólares por barril, concluyó el análisis.

El informe proporcionó tanto escenarios de precios altos como bajos debido a la incertidumbre de proyectar los precios de los energéticos a largo plazo. Dados los precios actuales del crudo, el informe dice que los precios mundiales del petróleo parecen más encaminados hacia el escenario de los precios altos, de 183 dólares por barril, en 22 años más.

Aún así, el informe predijo que seguirá creciendo el uso del petróleo para transporte y la utilización del carbón para producir electricidad.

El informe supone en su análisis que no habrá ninguna medida adicional para reducir las emisiones de dióxido de carbono, y enfrentar así el cambio climático.

El esperado crecimiento en la demanda de energéticos es especialmente dramático en los países en desarrollo, encabezados por China, cuyas economías se espera que continúen creciendo fuertemente durante las próximas dos décadas.

Por ejemplo, se espera que el uso mundial de carbón aumente a una tasa de 2% anual. Tan solo China representará casi tres cuartos de ese aumento, agregó el informe.

La demanda mundial de combustibles líquidos -principalmente petróleo- continuará creciendo hasta los 113 millones de barriles al día para 2030, casi un tercio más de lo que se consume hoy.

Ahora ve
No te pierdas