José Ramón Fernández se rehace en ESPN

Después de su estadía de 30 años en la TV abierta, el comentarista deja a un lado los egos; su actual programa, transmitido por señal de cable, ya alcanza el millón de teleespectadores.
El equipo de ESPN se fortaleció con la experiencia y el esti  (Foto: )
Alejandro Ángeles

Más que lamerse las heridas o ponerse nostálgico por las tres décadas en la televisión abierta, José Ramón Fernández cuenta que disfruta aquello para lo que nació, narrar y comentar eventos deportivos.

Ex directivo de TV Azteca, donde se convirtió en un activo y en un verdadero motor de negocios por medio de la dirección de Deportes, el popular ‘Joserra’ dice que no languidece en su incursión en la televisión de paga.

Sin el dios rating a quien rendir culto, Futbol Picante, el programa para el que lo contrataron, ha sido visto por más de un millón de suscriptores en algunas noches de las cinco que pasa cada semana. Ahí, ‘Joserra’ analiza y polemiza cada jornada del balompié nacional al lado de ex alumnos y ex compañeros en Azteca, como Rafael Puente, Carlos Albert y David Faitelson.

Y la audiencia ahí es exigente. Los televidentes no son de aquellos que encienden su aparato y tienen sólo unas cuantas opciones en televisión abierta. Pueden llegar a ser hasta una cuarta parte de los cuatro millones de hogares suscritos (un potencial de 20 millones de televidentes) que existen en el país.

Además, como plataforma multiformatos, ‘Joserra’ y compañía atienden otras iniciativas de ESPN Deportes en México, como la participación en los canales ESPN y ESPN2, programas de radio en alianza con Radio Fórmula, columnas e intervenciones en chat en los sitios habilitados en México, como www.espndeportes.com. Su participación incluye incipientes proyectos interactivos, en teléfonos móviles y televisión por internet, como ESPN360, que ya se transmite en ProdigyMedia, de Telmex.

“No importa la tecnología que usemos, lo importante es que José Ramón está ahí”, asegura Gerardo Casanova, gerente para México de ESPN y Disney Latino.

Según Casanova, ESPN se está preparando para sacar provecho de su infraestructura deportiva y el nuevo ‘talento’, representado por ‘Joserra’, Puente, Faitelson y Albert. La idea que domina es el futbol, señala Casanova, pero no descartan abrir la baraja a más deportes.

En ello, el propio ‘Joserra’ encabezará los esfuerzos de la cadena, basada en Bristol, Connecticut. Previo a su viaje a Moscú, para narrar la final de la Eurocopa, el comentarista concedió una entrevista a Expansión, donde comentó cómo prepararon esa transmisión, la inminente realización de la Eurocopa y lo que ESPN hará en los Juegos Olímpicos de Beijing.

‘Joserra’ fue tajante: lo único que extraña de TV Azteca es la cercanía. Él vive en el Pedregal, al sur de la Ciudad de México, “a dos minutos de Azteca”, comenta. Y Futbol Picante se produce y transmite desde los estudios de Argos, del productor y empresario independiente Epigmenio Ibarra, ubicados en el municipio de Tlalnepantla, a más de una hora de camino.

¿Hay mucha carga de trabajo?
Lo que haré es aportar mis 34 años de experiencia en la televisión abierta. Para la final de la Champions (en la que Manchester United derrotó a Chelsea, ambos de la Premier League inglesa), realizamos programas especiales desde el Kremlin y el Estadio Luzhniki; desde el fin de semana pasado, la Eurocopa en Suiza y Austria, y el mes entrante, cubriremos las olimpiadas desde Beijing. Aunque ESPN no tiene derechos, juntará todas sus fuerzas de Estados Unidos, Brasil, Argentina, México, Asia... para hacer una cobertura amplia, programas especiales, enlaces, entrevistas, todo.

¿Cómo es el nivel? En TV Azteca tenía más responsabilidades...
En Azteca mi responsabilidad era preparar con anticipación el evento, ver desde meses atrás la logística, producción, innovar y salir al aire. En ESPN se trata de estar preparado y ayudar en lo que se pueda, dar opiniones sobre programas y productos que vender o innovar y cambiar. Es menos responsabilidad porque en Azteca había que salir a vender.

¿Qué diferencia hay entre televisión abierta y cable?
Aquí hay también un ejército importante de gente, hay menos, por supuesto, porque en Estados Unidos está la mayor parte. En televisión abierta su base son los noticieros, novelas, programas de entretenimiento, de espectáculos y deportes es sólo una parte, importante, pero no es impresionante.

Uno podría pensar que trabaja menos que antes...
No, trabajo igual. Ayer me fui a las 11 de la mañana y regresé a las 12 de la noche. Futbol Picante pasa tarde y hay que ayudar a los productores, a los asistentes, a buscar las mejores imágenes, tener exclusivas. En Azteca, básicamente tenía la cuestión de la dirección, tenía que ver si las ventas iban bien, que si la producción iba bien, que si el satélite estaba listo, que si traían la señal por fibra óptica, si había que visitar el sitio... la televisión abierta es difícil porque está llena de egos. Son terribles. Hay egos en producción, hay egos en los camarógrafos, en los asistentes. Y el ego mayor lo tiene el talento. El que sale a cuadro mantiene un ego impresionante; sobre todo el que es joven. Ya el que es veterano se cayó varias veces del ladrillo y se levantó.

¿Pero hay más tranquilidad?
Pues tranquilidad sí, pero yo nunca he sido un tipo tranquilo, he sido muy trabajador, muy intenso, yo he tomado las cosas con mucha pasión. Regresando de Moscú me voy para la Eurocopa. Luego vienen los Olímpicos, y así andamos. Que (ESPN) es una televisión restringida... pues sí... es satelital, pero en el mundo la tele satelital ha tomado gran fuerza. En México es fuerte. Están los sistemas de cable, va a haber competencia, está Sky, va a entrar Dish Latino... y ya hay muchas cadenas importantes.

¿Y después de estos eventos?
Pues descansaremos un poco y después veremos qué más hay. Terminando 2008 están las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica, está el Mundial, eventos importantes en el intermedio. ESPN le da seguimiento a los eventos más importantes: a la NBA, el golf, con Lorena Ochoa... y en todos estamos metidos y si podemos ayudar en programas especiales o eventos, pues ayudamos. Si te parece poco, la Champions, la Eurocopa, los Juegos Olímpicos, pues te invito a estar un ratito allá y te das una idea de ver cómo trabajamos. Estar en un lugar como Moscú, donde el horario es diferente, o en China, donde trabajas a horas en que la gente está durmiendo, o trabajando o comiendo... así es la televisión.

¿Cómo ve la competencia en televisión?
Las opciones en México siguen siendo dos. En este país no crece el deporte ni la televisión en general. Por un tiempo fue monopólica y luego duopólica. El gobierno de la república tiene que hacer crecer la televisión privada, crear más instancias para que la gente tenga posibilidades de escoger. A veces, los canales privados, con todo respeto, manejan una telebasura espectacular, impresionante.

En Azteca dejó una marca, de futbol de deportes. ¿Cómo lo recibieron en ESPN?
Me recibieron bien. La gente de experiencia es bien recibida. Aquí trabajan muchos jóvenes. La tele es muy ingrata, muy dura, la fama es efímera.

TV Azteca usaba la infraestructura que ustedes crearon en Deportes. ¿Cómo competir con logística? ¿Y ahora cómo ve a Azteca, donde Paty Chapoy coordinará los Juegos Olímpicos?
Los Juegos Olímpicos merecen mucho respeto. Nosotros los preparábamos con mucha intensidad. Hoy, si yo estuviera en Azteca, los juegos ya estarían listos, vendidos y estaríamos preparando Sudáfrica. No sé cómo estén. No estoy muy de acuerdo en que otras fábricas, como Espectáculos o Noticias tomen el mando de Deportes. Deportes lo puede hacer solo. Los Olímpicos son importantes: la inauguración, la clausura, 10,000 deportistas... es un magno evento. Entonces, llevar magos, comediantes y niñas bonitas, no sirve.

En Azteca siempre estuvo ganando el rating...
Ojalá que haya cambios, parece que ya los ha habido. Y eso vendrá desde la dirección general. En la última junta que estuve (por el Mundial de Alemania) con ejecutivos de la empresa, me dijeron: “Necesitamos que el futbol lo narre un bufón”. Yo me quedé helado. No es que sea demasiado serio, el futbol es sólo un espectáculo. Pero que lo narre un bufón... ya es increíble. Bueno, les dije. Vamos a buscarlo, pero no me quedé. Y ahora allá hay muchos bufones.

Ahora ve
No te pierdas