Imperativo transformar a Pemex: Carstens

El titular de Hacienda dijo que la reforma energética propone romper la "mutua desconfianza"; advierte que la empresa no se volverá eficiente a fuerza de inyectarle más recursos.
El secretario de Hacienda dijo que en las próximas semanas,
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Es imperativo transformar a Petróleos Mexicanos (Pemex) y su relación con el gobierno federal, pero mantener inconmovibles la propiedad de la nación sobre la renta petrolera y la rectoría del Estado en la explotación de los hidrocarburos, dijo el secretario de Hacienda, Agustín Carstens.

Expuso que la iniciativa de reforma energética del Ejecutivo propone romper la "mutua desconfianza" que ha caracterizado las relaciones entre el gobierno federal y Pemex, e iniciar una nueva etapa en la que la paraestatal goce de amplia autonomía.

No obstante, nos equivocaríamos si creemos que la empresa se volverá eficiente a fuerza de inyectarle cada vez una cantidad proporcionalmente mayor de recursos, advirtió el funcionario al intervenir en los foros de debate de la reforma energética en el Senado.

No asumir pasivos de Pemex

El nuncionario dijo que no es conveniente y tampoco necesario que el gobierno asuma los pasivos de Petróleos Mexicanos (Pemex), porque la paraestatal tiene capacidad para cubrir sus gastos y la deuda contratada.

En respuesta a un planteamiento del senador priista, Francisco Labastida, el funcionario expuso que si el gobierno asumiera esta deuda sería como reconocer que las inversiones de Pemex fueron improductivas y que la paraestatal no tendría capacidad para pagarlas.

En los foros de debate sobre la reforma energética sostuvo que no es conveniente ni necesario que el gobierno asuma la deuda de Pemex, porque la petrolera tiene capacidad para cumplir sus funciones, aunque sí debe fortalecerse en el mediano y largo plazo.

En la mesa "Situación financiera y presupuestal de Pemex: vías para mejorarla", enfáticamente expresó que Pemex "tiene la capacidad, tiene todos los elementos para llevar a cabo sus funciones".

Insistió que Pemex tiene los elementos para llevar a cabo su mandato, incluso mucho mejor con lo que se ha propuesto en las iniciativas de reforma energética, así como la capacidad de cubrir todos sus gastos, incluyendo aquellos derivados de la deuda que ha contratado.

Por ello, dijo "pienso que no nada más no es conveniente, sino simplemente no creo que es necesario", sin embargo, refirió que se le debe dar flexibilidad y fortalecerla financieramente en el mediano y largo plazo.

En conferencia de prensa posterior, sobre las movilizaciones que han anunciado los partidos de oposición ante una aprobación de la reforma energética del Ejecutivo, dijo: "El espíritu de diálogo y discusión debe de prevalecer" en el Congreso de la Unión.

Agregó que el gobierno es respetuoso de los tiempos del Congreso de la Unión para la aprobación de la reforma energética y aunque en este proceso hay "un sentimiento de urgencia", descartó que sea motivo de preocupación la posibilidad de que se discuta en paralelo con el Presupuesto para 2009, en el periodo ordinario de septiembre próximo.

Por otra parte, el secretario de Hacienda resaltó que México debe estar permanentemente listo ante una caída de los precios del petróleo, pero ya tiene elementos en la ley para amortiguar este escenario, como el Fondo de Estabilización de Ingresos Petroleros.

Asimismo, rechazó la posibilidad de presentar una nueva iniciativa de reforma fiscal en lo que resta del sexenio, ya que la propuesta aprobada el año pasado va en la trayectoria de elevar la recaudación en 2.5% del PIB de forma adicional hacia 2012.

Ahora ve
No te pierdas