Biocombustibles y alimentos, a examen

Un informe británico pidió estudiar la relación entre los combustibles biológicos y los aliment planteó que las metas de la UE para elevar su producción podrían provocar escasez de comida.
TOYAKO, Japón (CNN) -

Un informe del gobierno británico sobre política alimentaria dice que la relación entre la demanda por biocombustibles y el alza internacional en los precios de los alimentos debe ser estudiada con más atención.

La propuesta de la Unión Europea de que para el 2020 un 10% de los combustibles usados para el transporte provenga de fuentes renovables, como los biocombustibles, enfrenta cada vez más críticas.

Los biocombustibles, que se producen mayormente con cultivos de alimentos como el trigo, maíz, caña de azúcar y aceites vegetales, son vistos como una manera de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global.

Pero los críticos dicen que el uso de la tierra destinada a cosechar alimentos para producir biocombustibles es una de las causas de la escalada en los precios de los comestibles a nivel mundial.

Junto con el informe sobre alimentos que el Gobierno británico publicará el lunes, también se publicará un documento que examina el escenario medioambiental para los biocombustibles y el impacto de las metas del 2020 sobre los precios de los alimentos, se informó oficialmente.

El primer ministro Gordon Brown dijo en abril que Gran Bretaña impulsaría cambios a las metas de la UE si una revisión muestra que el aumento en la producción de biocombustibles está impulsando los precios de los alimentos y dañando el medio ambiente.

La ola de sembrar semillas para producir energía en vez de alimentos ha impulsado los precios de los comestibles hasta un 75%, según un informe del Banco Mundial publicado la semana pasada en el diario británico The Guardian.

Ahora ve
No te pierdas