Arreglo con Colombia peligra: Chávez

El mandatorio venezolano acusa a ministro de Defensa colombiano de boicotear acuerdos; la nueva etapa en las relaciones binacionales que auguró tras reunirse con Uribe podrían trunca
CARACAS (CNN) -

El presidente Hugo Chávez advirtió este domingo que el ministro de Defensa colombiano es un peligro para la reconciliación de la que dieron cuenta esta semana el mandatario venezolano y su par Álvaro Uribe, tras meses de un agrio enfrentamiento político y personal.

La "nueva etapa" en las relaciones binacionales que auguró tras reunirse el viernes con Uribe y que puso fin a ocho meses de acusaciones e insultos, podría verse truncada, según Chávez, si el ministro Juan Manuel Santos sigue boicoteando los acuerdos alcanzados con sus declaraciones.

El funcionario colombiano, un duro crítico de Chávez, celebró la reconciliación de la cumbre presidencial, pero exigió a Caracas que "las palabras" se traduzcan "en hechos" y se combata la presencia de la guerrilla izquierdista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el país vecino.

"(Santos) es una amenaza que tenemos, yo quiero denunciarlo aquí y llamar a mi amigo el presidente Uribe a que ponga en su sitio a su ministro de Defensa, porque está tiroteando los acuerdos que hicimos", dijo Chávez durante el plenario de una cumbre internacional con países de Centroamérica y el Caribe.

"¿Quién lo manda? The United States (Estados Unidos)", concluyó el mandatario, quien suele criticar las estrechas relaciones entre Bogota y Washington, su gran enemigo ideológico y principal cliente petrolero.

Chávez se enemistó con Uribe en noviembre del 2007, cuando el presidente colombiano lo apartó abruptamente de su papel como mediador con la guerrilla para lograr la liberación de varios rehenes, lo que desató un duro enfrentamiento entre los líderes, quienes dieron por superado el impasse con su encuentro de esta semana.

Pese al tono cordial con que finalizó la cumbre, analistas creen que ambos dignatarios podrían hacer resurgir su enfrentamiento para opacar eventuales problemas internos en sus países, como hicieron en el pasado.

"Si fuera mi ministro, ya estaría destituido, Uribe, ya yo lo habría destituido. Pero yo no sé qué ocurre ahí, no me quiero meter en esas cosas", aseguró Chávez, quien volvió a acusar a Santos de "guerrerista" y de "francotirador" durante la reunión de Petrocaribe en el occidental estado Zulia.

En medio de la crisis binacional, Bogotá denunció que información incautada a los rebeldes demostraría que Chávez les apoyó financiera y militarmente, a lo que el mandatario respondió asegurando que Uribe y su "narcogobierno" siguen los dictados de la Casa Blanca para desestabilizar a su país.

Ahora ve
No te pierdas