Obama ofrece plan migratorio si gana

La reforma sería presentada durante los primeros 100 días de su presidencia; en una reunión con la principal organización hispana se compremetió a trabajar por todos.
Obama reúne fondos de cara a la contienda presidencial. (Arc
SAN DIEGO (Notimex) -

El virtual candidato demócrata Barack Obama ofreció hoy que de llegar a la presidencia de Estados Unidos impulsará una reforma migratoria en sus primeros cien días de mandato, e invitó a "la Raza cósmica" a cruzar la barda de la Casa Blanca.

Obama habló este domingo en San Diego en la 40 convención anual del Concilio Nacional de La Raza, la principal organización hispana de Estados Unidos, luego de sostener una reunión a puerta cerrada con unos 20 dirigentes latinos del sur de California.

En ese encuentro, "se comprometió a que de llegar a la presidencia, en los primeros cien días de su gobierno va a impulsar una reforma migratoria en el Congreso y en el Senado", dijo uno de los participantes, Enrique Morones, director de Ángeles de la Frontera.

En su discurso ante el Concilio, Obama llamó a "la Raza cósmica" a cruzar en multitud el muro de la Casa Blanca, mediante un voto de los latinos que garantice "que el sistema trabaja para todos y cada uno", en un discurso en el que propuso legalizar la situación de los indocumentados.

"Se me dijo que el sentido original de ‘La Raza’ es el de La Raza Cósmica", dijo el aspirante presidencial demócrata, en referencia al concepto de hombre universal que acuñara el mexicano José Vasconcelos a principios del siglo XX.

"Negros, blancos, latinos, asiáticos, jóvenes, viejos, gays, heterosexuales, nuevos inmigrantes, todos vamos a ir juntos a las urnas, y de ahí a cruzar la barda de la Casa Blanca para hacer que el sistema trabaje para todos", dijo Obama.

El aspirante presidencial habló en su discurso de proporcionar servicios de salud y educación a los migrantes para mejorar sus oportunidades de aportar a la sociedad estadunidense, y de suspender las redadas.

"Piensen en el poder que pueden llegar a tener, si transforman en votos sus cifras este 4 de noviembre", dijo el senado de Illinois a unos dos mil asistentes a su presentación ante la 40 convención anual del Concilio Nacional de La Raza (NCLR).

Recordó que en las elecciones presidenciales pasadas, el candidato demócrata perdió el estado de Nuevo México por seis mil votos, en una jornada en que 40 mil electores latinos se abstuvieron de ir a las urnas en ese estado.

"Nuevo México tiene ahora 170,000 electores empadronados para la elección presidencial", dijo Obama, quien confirmó que la lucha con su virtual rival republicano, John McCain, por los votos latinos tendrá lugar sobre todo en Nuevo México, Florida, Colorado y Nevada.

Obama consideró "necesario detener una retórica de intolerancia a las diferencias raciales que llena las frecuencias de los medios de comunicación", y que toma a los indocumentados como chivos expiatorios de campañas electorales.

El aspirante presidencial habló de la necesidad de "sacar de las sombras a doce millones de personas que ya están aquí, sin documentos", y proporcionarles "un camino a la ciudadanía" estadunidense.

En el discurso, el senador demócrata se limitó a hacer referencias en abstracto a su proyecto de reforma migratoria si llega a la presidencia, pese a que la presidenta de la LRNC, Janet Murguía, le había pedido proporcionar detalles.

El aspirante demócrata prefirió en cambio cuestionar el plan de su virtual rival republicano, quien, dijo, en el pasado "alineaba a su partido en el tema de migración para luchar por una reforma integral y lo admiré por eso".

"Pero al buscar la nominación de su partido, (McCain) abandonó esa posición de coraje y dijo que ahora no apoyaría su propuesta de ley si se llevara a votación", cuestionó Obama.

McCain, quien hablará este lunes ante la convención de La Raza, adelantó mensajes para los latinos por lo menos con un nuevo anuncio, que hace una fugaz referencia a los indocumentados como "hijos de Dios".

Con rumba y salsa, el Concilio Nacional de La Raza despidió a Obama en San Diego.

Afuera del Centro de Convenciones de la ciudad, en tanto, seguidores del grupo antiinmigrante de los Minuteman aprovechó el evento para pasear con banderas estadunidenses y provocar un conato de pleito con activistas en favor de Obama.

Ahora ve
No te pierdas