Betancourt pide a líder FARC la paz

La ex candidata presidencial colombiana también solicitó la liberación de los secuestrados; Betancourt recomendó al líder guerrillero Alfonso Cano hacer caso al llamado del presidente Uri
Ingrid Betancourt hizo un llamado al líder guerrillero de la  (Foto: )
PARÍS (CNN) -

La ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, pidió este domingo al máximo jefe de la guerrilla de las FARC liberar a las personas que mantiene secuestradas, entregar los fusiles y hacer la paz para poner fin al conflicto que sacude al país sudamericano.

Betancourt, de 46 años, permaneció más de seis años secuestrada en la selva por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hasta que el 2 de julio fue rescatada por el Ejército junto con tres estadounidenses y 11 militares.

"No más secuestros Alfonso Cano, en donde usted se encuentre, en cualquier rincón de la selva, vea esta Colombia, mire la mano tendida del presidente (Álvaro) Uribe", dijo la política desde el Trocadero de París, cerca a la Torre Eiffel, un símbolo mundial de la libertad.

"Entienda que ya no es hora de derramar más sangre, es hora de dejar esos fusiles y cambiarlos por rosas y de sentarnos con tolerancia, con respeto, como hermanos que somos a buscar la manera de que podamos todos caber en el mundo, todos caber en Colombia", agregó Betancourt, quien iba vestida completamente vestida de blanco.

La política, madre de dos hijos, se convirtió en un símbolo mundial del secuestro y del violento conflicto interno de más de cuatro décadas que azota a Colombia y que cobra miles de vidas.

Ahora en libertad, Betancourt busca sacar del cautiverio al menos a 25 rehenes políticos que continúan en poder de la guerrilla.

"Libertad y paz”

Bajo un inmenso letrero en el que se leía "Libertad y Paz", Betancourt habló ante miles de personas que batían banderas de Colombia, en el preámbulo de un concierto del colombiano Juanes y del español Miguel Bosé, como parte de una jornada mundial para reclamar la libertad de los secuestrados en su país.

"Este es un momento muy especial para todos nosotros, que podía yo pensar hace 20 días, cuando estaba en la selva pensando en oír a mi familia por la radio, en tratar de sobrevivir en un rincón de Colombia, de esa Colombia que tanto amamos pero que tanto nos costó trabajo vivir en ese secuestro", dijo visiblemente emocionada.

Betancourt admitió que la libertad de los rehenes es una obsesión y lideró el grito de "libertad, libertad, libertad" que corearon los miles de asistentes al evento.

"Por la libertad de los que están en Colombia y que tienen derecho a llegar a sus familias, a recobrar sus vidas, a ver crecer sus niños, a salir de ese infierno, a dejar de llevar esa cruz que están llevando por todos nosotros, por el pueblo de Colombia, por la posibilidad de que en Colombia haya paz algún día", dijo la política.

Betancourt, acompañada por sus hijos Lorenzo y Melanie, su madre Yolanda Pulecio y su hermana Astrid, agradeció la presencia de los miles de asistentes al concierto.

Juanes, quien vestía una camiseta negra con las figuras estampadas de dos palomas blancas, abrió el concierto con sus canciones "sueños", "A Dios le pido" y "Me enamora", en medio de la ovación de los asistentes.

Ahora ve
No te pierdas