Cuba otorga facilidades a agricultores

La isla comenzó a ofrecer a campesinos equipos y recursos a crédito para elevar su producción; el gobierno de Raúl Castro busca reducir la dependencia del sector agrario a las exportaciones.
LA HABANA (CNN) -

Cuba comenzó a ofrecer a los agricultores privados equipos y otros recursos a crédito, como parte de los intentos del presidente Raúl Castro por elevar la producción para reducir su dependencia de las importaciones.

La medida llega apenas unos días después que el Gobierno publicara un decreto autorizando la entrega en usufructo de tierras ociosas.

En varias partes de Cuba agricultores están siendo convocados a reuniones donde les preguntan qué máquinas e insumos necesitan para aumentar su productividad.

"Nos dijeron que presentáramos de inmediato la solicitud de lo que necesitábamos para aumentar la producción, que Venezuela e Irán habían otorgado un crédito para la compra de esos productos", dijo el tesorero de una cooperativa privada tras una reunión esta semana en el centro de Cuba.

Irán acordó recientemente ampliar desde 200 a 500 millones de euros su crédito comercial a Cuba y Venezuela está ya financiando decenas de proyectos industriales y agrícolas.

La Asociación de Productores Pequeños ha pedido a centenares de campesinos en la zona central de Cuba que pidan todo lo que necesiten.

"Podemos pedir todo lo que necesitemos: piezas y equipos, sistemas de riego, insumos, molinos de viento para los pozos, en fin, lo que tanto necesitamos para poder producir", añadió el cooperativista.

Raúl Castro descentralizó este año la toma de decisiones en la agricultura, redujo dramáticamente la burocracia y el Estado, que compra entre el 70 y 80% de la producción, duplicó o hasta triplicó los precios que paga a los campesinos.

Los productores pueden vender el restante 20 ó 30% de sus cosechas en mercados.

Raúl Castro ha reconocido por primera vez la capacidad de producción de los 250,000 agricultores y 1,000 cooperativas privadas, que tienen apenas una cuarta parte de las tierras del Estado.

Según el cooperativista, que pidió no ser identificado, los equipos y recursos serán entregados a crédito.

Seguridad nacional

Tras asumir en febrero la presidencia en reemplazo de su convaleciente hermano Fidel, Raúl Castro declaró la producción de alimentos un asunto de seguridad nacional frente a los crecientes precios en el mercado internacional.

Cuba importa la mayoría de los alimentos que consume.

El Gobierno cubano dice que la isla gastó en el 2007 unos 1.470 millones de dólares en importar alimentos y la cifra se dispararía en 1.000 millones de dólares este año.

La semana pasada el Gobierno ofreció más tierras a los agricultores privados y cooperativas.

"Parecen medidas política y económicamente significativas", dijo el analista agrícola internacional G.B. Hagelberg.

"La entrega en usufructo de tierras ociosas a los pequeños agricultores independientes sugiere que el Gobierno reconoce la importancia el sector privado para solucionar los problemas de alimentación de Cuba y está apartándose de la vieja doctrina de la superioridad de la agricultura colectivista de gran escala", dijo.

Pero Hagelberg, un crítico del control estatal de los campos en Cuba, advirtió que sólo el tiempo dirá si la competencia y los mercados florecerán en la isla.

"Queda todavía por verse hasta qué punto los productores serán liberados de la burocracia y de los planes centrales para desarrollar su iniciativa guiados por las señales del mercado", dijo el experto.

Ahora ve
No te pierdas