PRI propone contratos de Pemex con IP

El proyecto de reforma energética del partido opositor contempla los contratos con firmas priva sin embargo, la propuesta excluye que la paraestatal comparta la producción de crudo con empres
Es necesario tomar medidas urgentes para revertir la caída e
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El opositor PRI, cuyo apoyo es clave para la aprobación de iniciativas en el Congreso de México, incluyó en su proyecto de reforma energética que la petrolera estatal Pemex firme contratos con empresas, pero sin compartir la producción de crudo.

La iniciativa del Partido Revolucionario Institucional, que será presentada este miércoles en el Congreso, incluye convenios para trabajos de exploración descartando dar a Pemex atribuciones para firmar polémicos contratos de riesgo, con los que la petrolera tendría que compartir ganancias con los contratistas.

"Lo que se paga es por los trabajos efectuados, independientemente de su éxito o de que éstos se vayan a reflejar en renta petrolera para la nación", detalló el proyecto del PRI en la página de Internet del Senado.

"Los contratistas no podrán recibir un pago que tenga relación directa con el valor, ya sea en el presente o en el futuro, de los hidrocarburos encontrados ni producidos", agregó el proyecto.

Los contratos para Pemex que propone el PRI son diferentes a los que planteó el presidente Felipe Calderón en su proyecto de reforma energética que envió a los legisladores en abril.

La iniciativa del mandatario incluye contratos de servicios para Pemex -el sexto productor mundial de crudo- basados en incentivos, mediante los cuales se recompensaría a empresas contratadas por eficiencia con un pago adicional.

Para los servicios de refinación, construcción de ductos y almacenamiento, el PRI propone que el Gobierno pueda crear organismos descentralizados filiales a Pemex, a diferencia del proyecto de Calderón que propone que en estos rubros sean también contratadas empresas privadas.

La iniciativa del PRI podría ser el eje de las negociaciones de la reforma en las que se analizará también el proyecto de Calderón.

La oposición ha dicho que la reforma será votada en el período de sesiones del Congreso que inicia en septiembre.

Las propuestas priístas han resultado decisivas en otras reformas aprobadas por el Congreso, como fue el caso de un plan fiscal considerado clave para las finanzas del Gobierno.

Los votos del PRI son necesarios para la aprobación de la reforma porque el partido gobernante no tiene mayoría absoluta en la Cámara de Diputados ni en el Senado.

Ahora ve
No te pierdas