“Nos fue realmente bien”. Obama

El aspirante democrática a la Casa Blanca defendió su gira mundial de una semana; resaltó los vínculos de confianza que estableció con líderes clave alrededor del mundo.
CHICAGO (CNN) -

El aspirante demócrata a la presidencia Barack Obama regresó a una reñida campaña electoral este domingo y defendió su gira mundial de una semana de duración, diciendo que "nos fue realmente bien".

"En términos de que yo gobierne, sea un presidente efectivo, el viaje sirvió de ayuda", dijo Obama.

"He establecido relaciones y un cierto vínculo de confianza con líderes clave alrededor del mundo que han tomado nota de mis posiciones y cómo opero y creo que quedaron con algo de confianza de que ésta es una persona con la que pueden tratar", agregó.

Hablando a un grupo de periodistas, Obama negó que el viaje fuera "audaz" y dijo que se reunió en su mayoría con los mismos líderes que su rival John McCain luego de asegurarse la nominación republicana.

Obama estaba volcando su atención a asuntos internos tras un viaje que lo llevó a Irak, Afganistán, Oriente Medio y Europa, donde se reunió con líderes mundiales, visitó a tropas estadounidenses y habló ante una multitud de 200,000 personas en Berlín.

"Una semana para enfocarme en problemas internacionales no se traduce necesariamente en números más altos en los sondeos aquí en Estados Unidos porque la gente está comprensiblemente preocupada por los efectos inmediatos de la economía", dijo. "Y eso es de lo que estaremos hablando", agregó.

Mientras el senador de Illinois ponía énfasis en otros temas, su rival en las elecciones de noviembre continuaba atacando la posición de Obama respecto a Irak.

McCain, en una entrevista transmitida por el programa "This Week" de la cadena ABC, dijo que Obama llamó a que las tropas estadounidenses sean retiradas de Irak dentro de un período de 16 meses, para obtener la nominación demócrata.

"El senador Obama no entiende", dijo McCain el sábado en una entrevista. "No entiende lo que está en juego aquí y eligió tomar un camino político que lo habría ayudado a obtener la nominación de su partido", agregó.

Pero McCain dijo que no estaba cuestionando el patriotismo de su oponente, sólo su juicio. Obama defendió su llamado al retiro de las tropas, diciendo que debió haber comenzado antes, y que la verdadera falta de juicio era en primer lugar el voto de McCain a favor de la guerra.

"Sigo creyendo que la única forma de que estabilicemos la situación en Irak -lo creía entonces y lo creo ahora- es que los partidos lleguen a una serie de acuerdos políticos", dijo a periodistas.

McCain también intentó usar el viaje de Obama en su contra, sugiriendo que era un desaire a los votantes estadounidenses.

"Con toda la impresionante cobertura desde el exterior, y con el senador Obama ahora dirigiendo sus discursos a 'la gente del mundo', estoy comenzando a sentirme un poco marginado. Tal vez ustedes también", dijo el sábado el senador de Arizona en un discurso por radio.

Obama respondió diciendo a los periodistas: "Estoy perplejo por esta noción de que de alguna manera lo que estuvimos haciendo fue de alguna forma distinto a lo que el senador McCain o muchos candidatos presidenciales han hecho en el pasado. Ahora, admito que nos fue realmente bien".

Obama planeaba reunirse el lunes con el ex presidente de la Reserva Federal Paul Volcker, el ex secretario del Tesoro Robert Rubin, el multimillonario inversionista Warren Buffet y otros.

Ahora ve
No te pierdas