Inglaterra extraditará a cibercriminal

Un intruso que penetró las redes del Pentágono y la NASA será extraditado a Estados Unidos; Gary McKinnon perdió la apelación que había promovido para evitar ser enviado a EU.
LONDRES (AP) -

Un ciberintruso británico perdió su apelación el miércoles a su extradición a Estados Unidos, donde es acusado de haber penetrado las redes del Pentágono y la NASA, algo que dice haber hecho en busca de documentación sobre los platillos voladores.

Gary McKinnon, de 42 años, enfrenta extradición y juicio por lo que las autoridades estadounidenses califican como una serie de intrusiones cibernéticas que incluyeron robo de contraseñas, ataques a redes militares y daños por miles de dólares.

La decisión de la Cámara de los Lores pone fin a las opciones legales del defendido en Gran Bretaña, pero su abogada dijo que apelará ante el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos en Estrasburgo, Francia.

''Las consecuencias que enfrenta de ser extraditado son desproporcionadas e intolerables y presentaremos inmediatamente una solicitud al tribunal europeo para impedir su remoción'', dijo Karen Todner. ''Creemos que el gobierno británico se negó a juzgarlo para permitir que el gobierno estadounidense haga que le sirva de escarmiento''.

Los abogados de McKinnon dicen que un funcionario estadounidense le dijo al acusado que tendría que cumplir una prolongada sentencia en Estados Unidos si se oponía a la extradición, lo que aquéllos consideraron una amenaza ilegal.

Los cinco jueces de los lores _equivalentes a jueces de la Corte Suprema_ fallaron por unanimidad en contra de McKinnon.

Los fiscales estadounidenses sostienen que McKinnon se filtró en más de 90 sistemas de computadoras del ejército, armada, fuerza aérea, Departamento de Defensa y NASA en Estados Unidos entre febrero del 2001 y marzo del 2002, ocasionando daños por 900,000 dólares.

McKinnon admitió las intrusiones. Pero objeta haber causado daños y dice que lo hizo porque quería hallar pruebas de que Estados Unidos oculta la existencia de extraterrestres.

El acusado fue detenido en el 2002 después que algunos de los programas usados en los ataques fueron rastreados a la cuenta de correo electrónico de su novia.

Ahora ve
No te pierdas