ONU reconoce lucha de México contra Sida

El organismo internacional reconoció la manera libre con que funcionarios mexicanos abordan el sin embargo, dijo que el tema del Sida debe ser tratado en las escuelas en todos sus niveles.
El Fondo de Población de las Naciones Unidas reconoció las p  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El gobierno de México ha demostrado un cambio cualitativo serio en su compromiso de lucha contra el Sida, reconoció la directora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Thoraya Ahmed Obaid.

La directiva de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo que está convencida de que los funcionarios mexicanos abordan el tema de manera abierta y progresista, lo que refleja una posición nacional sobre el tema y no sólo personal.

"Creo que hay una gran seriedad en el gobierno. El gobierno quiere ganar la batalla y la única manera de hacerlo es elevar la escala de las acciones y hacer visible el tema para todos", sostuvo en una entrevista con Notimex.

No obstante, recomendó que en todo momento se tome en cuenta el punto de vista de la sociedad civil, porque ésta debe informar a sus líderes de lo que necesita y ellos deben entender exactamente qué ocurre en el campo.

La única forma de que ello ocurra, dijo, es que la voz de la sociedad civil se escuche, sobre todo la de los jóvenes y de las personas que viven con el virus.

"Creo que incorporar a ambos grupos es crítico para ganar la guerra contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) en México e incluso en cualquier parte del mundo", señaló.

Ahmed Obaid sostuvo que la educación es un tema central y que en ningún país se debe permitir que los profesores eludan el tema, sino que lo enseñen pero sabiendo de antemano cómo presentarlo.

"La información tiene que ser simple, de acuerdo con cada edad. A cada edad se tiene que proporcionar la información que la persona pueda comprender", comentó.

Indicó que en cuanto a la educación no se debe hablar del Sida sólo en los programas formales de la escuela, sino en proyectos  educativos de amplio espectro que cubran a la mayor proporción posible de la población.

Ejemplificó que en el tema de la geografía viene implícito el tema del Sida, pues se habla de fronteras y la gente las cruza y transmite la enfermedad.

Hoy en día, el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) puede viajar por cuatro o cinco países con una sola persona infectada y por eso la educación es fundamental, consideró.

Por ello, destacó el alcance de la Declaración Conjunta de los Ministros de Salud y Educación de América Latina y El Caribe firmada en el país el viernes, en la que se establece el compromiso de incluir programas de educación sexual con la terminología correcta.

Además, ese documento permitirá abordar la información de una manera más objetiva, sin tropezar con cuestiones culturales que a veces dificultan la comprensión del tema y sobre todo la dimensión del problema.

Reconoció que todavía no se gana la guerra contra el Sida y explicó que el VIH es más rápido que la respuesta de la humanidad, por eso "no podemos quedarnos sólo con proyectitos aquí y allá; tiene que haber un trabajo a nivel nacional".

No obstante, sólo se podrá decir que la humanidad venció al Sida cuando tengamos una generación joven libre de VIH. "Y eso sólo se logrará si nos concentramos y expandimos en todos los países la prevención. Prevención, prevención, es la única salida".

Acerca del precio de los medicamentos, Ahmed Obaid ponderó el trabajo que entidades como la Organización Mundial de la Salud (OMS),  la Fundación Clinton y la Coalición de Primeras Damas han hecho para negociar con los laboratorios.

Sin embargo, dijo que se debe hacer entender a los laboratorios que bajar los precios es parte de su responsabilidad social, pues si este criterio es importante en cualquier caso, en el tema de los antirretrovirales es de vida o muerte.

Las compañías farmacéuticas deben entender que son socios en la lucha contra el Sida y esto significa que bajen sus precios para facilitar el acceso de la gente a las medicinas, sobre todo en los países en vías de desarrollo, añadió.

Ahora ve
No te pierdas