Georgia pide tregua a Rusia

La nación pidió cese al fuego luego de la respuesta rusa para retomar el control de Osetia del Moscú afirma que las acciones fueron legítimas y sólo se detendrán si Georgia se retira de Oset
Georgia declaró estado de guerra durante los próximos 15 día
TIRDZNISI, Georgia, (CNN) -

Georgia llamó el sábado a un cese al fuego después de que bombarderos de Rusia extendieron una ofensiva contra las fuerzas georgianas que buscan retomar el control de la región separatista de Osetia del Sur.

Sin embargo, la llamada pareció ser desestimada por líderes de Rusia que dicen que las acciones de Moscú fueron legítimas y que la única forma de finalizar el conflicto es que Georgia se retire de la región que se escindió en la década de los '90.

Rusia dijo que había capturado la capital rebelde, Tskhinvali, pero Georgia negó la reivindicación en el segundo día de combates que amenazan oleoductos y gasoductos vistos como cruciales por Occidente para la autonomía energética europea.

Funcionarios rusos dijeron que los civiles muertos ascienden a 2,000, y que 30,000 refugiados de Osetia del Sur habían huido a Rusia en las últimas 36 horas. Moscú afirmó que dos aviones fueron abatidos y que 13 de sus soldados habían muerto y 70 resultaron heridos.

Funcionarios georgianos dijeron que de su lado, 129 georgianos habían muerto y que 748 fueron heridos.

"Llamo a un inmediato cese al fuego", dijo en Tiflis el presidente de Georgia, Mikheil Saakashvili. "Rusia ha lanzado una invasión militar a gran escala de Georgia", agregó y acusó a Rusia de atacar deliberadamente objetivos civiles.

Francia, que ostenta la presidencia rotativa de la Unión Europea, propuso un plan para frenar los combates que incluye un llamado a las fuerzas rusas y georgianas a replegarse.

La presidencia del bloque de 27 naciones también señaló que Rusia debería aceptar inmediatamente el cese al fuego ofrecido por Georgia.

Fuerza desproporcionada

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, sostuvo que los ataques de Rusia a Georgia fuera de la zona de Osetia del Sur son una "escalada peligrosa" de la crisis e instó a Moscú a terminar de inmediato con los bombardeos.

Un funcionario estadounidense de alto rango dijo además que Rusia ha usado una fuerza "desproporcionada" en Osetia del Sur y que debe retirarse del territorio georgiano.

"La respuesta ha sido muy desproporcionada respecto de cualquier amenaza que Rusia haya citado", dijo a periodistas un funcionario de alto rango en una teleconferencia. "Estamos llamando a un inmediato cese al fuego y al retiro de todas las tropas".

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, dijo a Bush que la única solución al conflicto es que las tropas georgianas se retiren de la región separatista. El primer ministro de Rusia, Vladimir Putin, defendió la incursión rusa.

"Las acciones de Rusia en Osetia del Sur son totalmente legítimas", dijo Putin en la ciudad rusa de Vladikavkaz, cerca de la región separatista georgiana.

"Instamos a las autoridades de Georgia a que detengan de inmediato su agresión contra Osetia del Sur, para terminar con todas las violaciones de los acuerdos vigentes sobre tregua y para respetar los derechos legales y los intereses de otras personas", añadió.

La acción militar rusa intensificó dramáticamente una prolongada disputa entre Rusia y los líderes georgianos, lo que ha alertado a Occidente y ha llevado a duros intercambios en Naciones Unidas que recordaron los tiempos de la Guerra Fría.

Abjasia, otro enclave pro ruso en Georgia, dijo que sus fuerzas separatistas habían comenzado una operación para expulsar a las fuerzas georgianas, posiblemente abriendo un segundo frente contra Tiflis.

Bush, el principal aliado occidental de Saakashvili, dijo que la integridad territorial de Georgia debe ser respetada.

"Estoy muy preocupado por la situación en Georgia", dijo Bush en Pekín.

"Los ataques se dan en regiones de Georgia que están lejos de la zona de conflicto en Osetia del Sur. Marcan una escalada peligrosa en la crisis", remarcó Bush, quien está asistiendo a los Juegos Olímpicos de Pekín.

Medvedev resaltó en una conversación telefónica a su contraparte estadounidense "que la única solución a la trágica crisis provocada por el Gobierno georgiano es el retiro de Tiflis de sus formaciones armadas desde la zona de conflicto", dijo el Kremlin en una declaración.

Funcionarios rusos dijeron que no habría conversaciones hasta que las fuerzas georgianas retrocedan.

Gran Bretaña informó que una delegación de funcionarios estadounidenses y Europeos estaban viajando a Georgia para buscar la mediación de un cese de fuego.

El Parlamento de Georgia aprobó una declaración de estado de guerra a lo largo del país vigente por los próximos 15 días, mientras que Rusia acusó a Occidente de contribuir a la violencia al entregar armas a Georgia.

Ahora ve
No te pierdas