Rusia reúne a separatistas de Georgia

El presidente Medvedev se reunía en el Kremlin con los líderes de las dos provincias separatist la señal puede ser que Moscú busca un acercamiento con esas regiones para absorberlas.
GORI, Georgia (AP) -

Explosiones remecieron la estratégica ciudad georgiana de Gori el jueves, mientras parecía derrumbarse el anunciado retiro de las fuerzas rusas. En Moscú, el canciller ruso declaró que el mundo ''puede olvidarse de cualquier conversación sobre la integridad territorial de Georgia''.

La declaración del canciller ruso Serguei Lavrov ocurrió simultáneamente con el anuncio de que el presidente ruso Dmitry Medvedev se reunía en el Kremlin con los líderes de las dos provincias separatistas de Georgia, en una señal clara de que Moscú busca un acercamiento con esas regiones, posiblemente para absorberlas.

Tensión entre Rusia y Georgia

La negativa rusa de retirarse de Georgia y la reunión en Moscú parecieron torpedear un acuerdo de cese de hostilidades patrocinado por la Unión Europea, diseñado para acabar con las acciones militares, que ya suman siete días.

''Uno puede olvidarse de cualquier conversación sobre la integridad territorial de Georgia porque, creo, es imposible persuadir a Osetia del Sur y a Abjasia de que estén de acuerdo con la lógica de que puedan ser forzadas a regresar al estado georgiano'', dijo el canciller ruso a periodistas.

Se escucharon al menos cinco explosiones cerca de Gori. No fue posible conocer de inmediato si los estallidos significaron la reanudación de los enfrentamientos entre las fuerzas rusas y georgianas, pero el ruido parecía de morteros y ocurrieron después de una confrontación tensa entre tropas de ambos bandos en el borde de la ciudad.

Georgia dijo horas antes que los rusos estaban saliendo de Gori, pero después alegó que estaban trayendo más efectivos.

Las autoridades georgianas, que se habían trasladado a Gori para una posible entrega, salieron de la ciudad inesperadamente alrededor del mediodía.

A continuación, soldados de Rusia y Georgia tuvieron una confrontación breve en un retén en las afueras de Gori. Los tanques rusos se acercaron de inmediato y los militares georgianos se retiraron rápidamente.

El petróleo y gas de Rusia amenazan la autonomía de Europa

El conflicto estalló la semana pasada cuando Georgia lanzó una operación para recuperar el control en Osetia del Sur, una provincia que junto con Abjasia se declaró autónoma hace casi una década. Georgia insiste en que las dos provincias siguen bajo su jurisdicción.

Un equipo de la rama televisiva de The Associated Press, APTN, vio soldados rusos y vehículos militares estacionados el jueves dentro de la residencia del gobierno georgiano, una construcción elegante y cercada fuertemente, en la ciudad occidental de Zugdidi.

Algunos de los soldados llevaban cascos azules de fuerzas de paz y otros portaban cascos de camuflaje verdes, pero todos estaban armados fuertemente. La escena subrayó cuan estrechamente los soldados que Rusia llama ''de pacificación'' son aliados de su ejército.

''Las tropas rusas están aquí. Están ocupando'' la zona, dijo Ygor Gegenava, un anciano residente de Zugdidi en declaraciones a APTN. ''No los queremos aquí. Lo que necesitamos es amistad y relaciones buenas con los rusos'', agregó.

Ahora ve
No te pierdas