Presidente de Ecuador arremete contra UE

Rafael Correa dijo que el bloque europeo se confunde con los cambios que vive la región; llamó a los líderes a entender mejor los modificaciones progresistas de los gobiernos de izquie
QUITO (AP) -

El presidente Rafael Correa dijo el jueves que en la Unión Europea impera una “fuerte línea conservadora” y que existe de parte de ese bloque “un desconocimiento absoluto” de la realidad latinoamericana que lleva a la confusión de los procesos que se viven en la región.

“Sentimos a Europa muy lejana, hay intentos últimamente de acercarse un poco más... pero sentimos un desconocimiento absoluto de lo que está pasando en la región, confunden (el) cambio, gobiernos populares con gobiernos populistas, legitiman a los gobiernos represores”, aseguró el mandatario ecuatoriano en una entrevista en radio La Luna.

Dijo que “lamentablemente hemos visto que en la Unión Europea hay una fuerte línea conservadora y hay un malentendido total de los procesos en América Latina”.

Hizo un llamado a los países europeos a “entender mejor a esta América Latina y sobre todo a la nueva era que está viviendo América Latina ... (de) un verdadero cambio de época irreversible” en referencia al triunfo de gobiernos denominados “progresistas” a lo largo de la región.

Correa, en el poder desde enero del 2007 y que se autodefine como un “cristiano de izquierda”, resaltó el hecho de que “América Latina nunca va a volver a ser la América Latina de los noventa, con gobiernos entreguistas, con el bobo aperturismo, con la liberalización irracional, nunca va a volver a esos niveles”.

“América Latina cambió y definitivamente pero hay que seguir profundizando en los procesos”, agregó.

El gobernante ecuatoriano reiteró sus críticas a las políticas migratorias recientemente aprobadas por la Unión Europea.

“Eso es terrible”, dijo y recordó que “por primera vez en la historia, Europa es región de inmigración porque siempre ha sido región de emigración y mire como tratan a los emigrantes”.

En junio, el Parlamento Europeo aprobó una polémica norma para repatriar inmigrantes que permite, entre otras cosas, que los estados pertenecientes a la Unión Europea pueden detener en centros de internación hasta por 18 meses a los inmigrantes antes de ser expulsados.

La medida afecta a millones de latinoamericanos.

Ahora ve
No te pierdas