Web es el 'Big Brother' de la Convención

YouTube, MySpace y Blogger roban protagonismo a Barack Obama en la reunión clave para su campañ 15,000 reporteros y blogueros están acreditados para concurrir al frenesí mediático en torno a
Obama tiene 454,000 ‘amigos’ en MySpace, mientras que McCain
Richard Siklos

La Convención Nacional Demócrata, que inicia este lunes en Denver, será un momento político decisivo. Pero también será un evento que quedará registrado en los anales de los medios estadounidenses.

En estos tiempos en que las organizaciones informativas dominantes lidian con presupuestos reducidos y enfrentan todo tipo de crisis de identidad, los medios digitales aparecerán en pleno.

Google (dueño del sitio web blogger.com y de YouTube) ha montado una instalación de más de 700 metros cuadrados llamada “The Big Tent”, donde por una cuota de 100 dólares ofrecerá alimentos, bebidas y conexión Wi-Fi a los blogueros que sigan la reunión del partido demócrata durante cuatro días, además de colocar un kiosco desde el cual puedan subirse videos a YouTube.

MySpace, que en la última convención era apenas una joven empresa, ahora asegura que uno de cada cuatro estadounidenses es un usuario registrado. La red social planea realizar una serie de eventos en torno a la convención en los Cafés MySpace, instalaciones donde la gente podrá conectarse, actualizar sus páginas, observar a las celebridades asistentes e incluso examinar una copia original de la Declaración de la Independencia de EU.

MySpace (propiedad de News Corp.) también lanzó un canal político llamado “Impact” y organizó un concurso en conjunto con el portal de noticias MSNBC para seleccionar un “ciudadano periodista” que cubriera el evento de los demócratas. Asimismo, el sitio de Internet ofrecerá un par de conciertos, determinada a demostrar que es una poderosa fuerza política y cultural. De hecho, Barack Obama tiene 454,000 “amigos” en MySpace, pocos miles menos que la famosa banda Coldplay, y muchísimos más que su contrincante republicano, John McCain sólo tiene 64,000.

“Intentamos democratizar la democracia, no queremos dar solamente información” afirma Lee Brenner, productor de la programación política en MySpace y ex productor de CNN.

En total, cerca de 15,000 reporteros, columnistas y blogueros están acreditados para concurrir al frenesí mediático en torno a Obama.

La era de las noticias digitales

Entre los asistentes habrá corresponsales de Huffington Post y Politico, dos medios electrónicos que han sabido encontrar un nicho en el mundo de las noticias desde diferentes perspectivas.

John Harris, editor en jefe de Politico, aseguró que enviarían a 40 periodistas a la convención. La publicación digital, respaldada por el corporativo de los medios Albritton Communications, apareció el año pasado bajo el mando de Harris y Jim Vandehei, ambos con larga trayectoria en el Washington Post.

De acuerdo a la empresa de medición online Nielsen, las 2.3 millones de visitas únicas que registró Politico en julio colocan al sitio web por encima de otros sitios de grandes periódicos nacionales, superando al Dallas Morning News y al Philadelphia Inquirir.

El Huffington Post, por otro lado, tiene un modelo diferente, presentando diariamente varias columnas de opinión de blogueros que colaboran sin cobrar, e incluye enlaces a últimas noticias y reportajes muy originales realizados por un pequeño grupo de periodistas, dirigidos por la editora y fundadora Arianna Huffington.

Según las mediciones de Nielsen, este sitio recibió en julio 4 millones de visitas únicas, colocándose entre los primeros lugares de los sitios web noticiosos. La participación de Huffington en la convención destacará del resto por dirigir una publicación liberal opuesta a la línea conservadora del poderoso sitio web de noticias Drudge Report.

La editora participará en las mesas de discusión y firmará ejemplares de su último libro “Why Right is Wrong”, además anticipa que la convención dará muchos temas para escribir, comos las intrigas políticas detrás del nombramiento del vicepresidente que acompañe a Obama en su carrera hacia la Casa Blanca y, desde luego, el asunto de “cómo se comportarán los Clinton.”

Ahora ve
No te pierdas