Apuestan a la experiencia de McCain

Los republicanos resaltaron los antecedentes de su candidato, contrastándolo con los de Obama; Bush: John, listo para gobernar; Lieberman: Barack buen orador, puede ser útil en los próximos
ST. PAUL, MINNESOTA, EU (AP) -

El Partido Republicano reanudó este martes su convención nacional con programación completa y cada uno de los oradores, incluido el presidente George W. Bush, resaltó los antecedentes del candidato presidencial John McCain contrastándolo con los de su rival demócrata. Bush, hablando desde la Casa Blanca vía satélite y relegado a una posición secundaria en el turno, dijo lo que todo el mundo esperaba: ''John McCain está listo para gobernar''.

Indicó que McCain, de 72 años, es un ''candidato valiente'' que no dudó en apoyar la guerra en Irak desde su posición de senador, pese a los riesgos que ello conllevaba en su interés presidencial.

Pero la presentación de Bush, aun cuando se trató del actual presidente y líder del partido, no fue tan esperada como la del senador Joe Lieberman, de Connectitut, el demócrata que se volvió independiente y ahora está bajo la sombra republicana, aun cuando no ha dicho que militará en el partido.

Lieberman, el orador final de la noche, dijo que apoyaba a McCain ''como nuestro próximo presidente'' porque es ''la mejor opción para unir y conducir nuestro país adelante''.

Contrastó la experiencia de McCain con la de su rival demócrata, Barack Obama, al afirmar que el senador de Illinois era solamente un buen orador que en los años venideros ''puede ser de utilidad a la nación''.

''Les pido no confundir elocuencia con hechos'', dijo en el podio del Xcel Energy Center.

La presencia y palabras de Lieberman, quien fue candidato demócrata a la vicepresidencia en las elecciones del 2000 con Al Gore, causarán posiblemente más incomodidad en las filas de Obama, proclamado la semana pasada como candidato rival de McCain.

Arranque desangelado

La primera jornada del lunes quedó reducida por orden de McCain a la tercera parte de lo que se había programado durante meses debido a la emergencia que trajo inicialmente el huracán ‘Gustav’ a las costas estadounidenses del Golfo de México.

Pero los daños ocasionados fueron menores y la convención retomó el martes su pompa y colorido, con 33 oradores en el podio.

Bush, quien está terminando su gobierno de ocho años con un bajo nivel de popularidad, iba a presentarse el lunes, pero no pudo hacerlo por acudir al lugar afectado por la tormenta.

Los oradores no atacaron a Obama en ningún otro frente que no sea la debilidad de su experiencia, y la defensa que hicieron se comparó en firmeza a la que hizo la campaña de McCain durante la jornada en torno a Sarah Palin, su seleccionada para la vicepresidencia.

A la defensa de Palin -por casos en torno a ella y su familia- se sumó el ex senador Fred Thompson, quien afirmó que ella venía de un pueblo pequeño, ''con valores de pueblo pequeño, pero que no parecen suficientes para quienes la atacan a ella y su familia''.

Bush pasó revista a los temas de seguridad nacional que lo llevaron a ganar la reelección en el 2004.

''Vivimos en un mundo peligroso'', dijo. ''Necesitamos un presidente que entienda las lecciones del 11 de septiembre del 2001: que para proteger a los Estados Unidos debemos estar a la ofensiva, detener los ataques antes de que ocurran y no aguardar a ser atacados otra vez''.

El nivel de aprobación de Bush, quien transferirá el gobierno a McCain u Obama el 20 de enero, es del rango del 30%.

McCain hablará el jueves, en el día final de la convención, y Palin lo hará un día antes.

Ahora ve
No te pierdas