El 'huracán' Palin hace su debut

La aspirante a vicepresidenta por el Partido Republicano aparecerá este miércoles en la Convenc la número dos de McCain enfrenta una tormenta mediática de investigaciones y acusaciones.
De 300,000 a 400,000 dólares asciende su fortuna personal de

La aspirante republicana a vicepresidente, Sarah Palin, ha dominado por días la convención de su partido sin aparecer en público, pero el miércoles será el centro de la atención con un discurso que la presentará a los votantes estadounidenses.

Desde que John McCain convirtió a la casi desconocida Palin en su número dos, la gobernadora del estado de Alaska ha estado en el centro de una tormenta mediática por la revelación del embarazo de su hija adolescente, una investigación sobre su papel en el despido de un funcionario y cuestionamientos sobre su historia política.

McCain, un senador por Arizona de 72 años, y Palin serán nominados el miércoles por la convención para enfrentar al candidato presidencial demócrata Barack Obama y su compañero de fórmula Joe Biden en las elecciones del 4 de noviembre.

La postura de Palin contra el aborto y a favor de la tenencia de armas entusiasmó a los conservadores y activistas del partido, pero recién el miércoles tendrá la primera oportunidad de hablar directamente a los votantes sobre su historia y filosofía de vida.

Su discurso llega sólo cinco días después de que McCain sorprendiera al mundo político estadounidense convocando a una mujer de 44 años que cumple su primer mandato como gobernadora para compartir la fórmula.

"Ahora se la presentaremos al resto del país", dijo Fergus Cullen, presidente del Partido Republicano en el estado de New Hampshire.

Su discurso al aceptar la nominación le dará al público la oportunidad de evaluar su familiaridad con temas de política nacional e internacional.

Palin, la primera republicana candidata a vice presidente, podría hablar del embarazo de su hija de 17 años y también de una investigación sobre un presunto abuso de poder en el despido de un comisario de seguridad en Alaska.

"Vamos a sacudirlos, a asombrarlos. Nos gusta cuando la gente nos subestima", dijo un funcionario de la campaña de McCain.

Pasando la antorcha

El furor en torno a Palin planteó dudas sobre la decisión de McCain y la profundidad de la investigación previa a su elección como compañera de fórmula, y podría perjudicar los esfuerzos del republicano para lograr un impulso tras la convención.

Más de 1,000 manifestantes realizaron el martes una marcha pacífica a favor de los pobres y se enfrentaron brevemente con algunos policías, que usaron gas pimienta y lacrimógenos para dispersarlos de los alrededores del Xcel Energy Center donde se realiza la convención.

Gran parte de las actividades programadas para el lunes fueron postergadas por el impacto del huracán Gustav en la costa del Golfo de México, pero la convención se reanudó el martes con críticas a Obama y testimonios sobre McCain, un ex prisionero de guerra en Vietnam.

"Estoy aquí para apoyar a John McCain, porque el país importa más que el partido", dijo el senador Joe Lieberman, compañero de fórmula del candidato demócrata Al Gore en el 2000.

La convención también marcó el traspaso del liderazgo del partido del presidente George W. Bush a McCain.

Bush, que se dirigió el martes a la convención mediante un enlace satelital desde la Casa Blanca, elogió al senador, que fue su rival en una dura batalla por la nominación presidencial en el 2000.

"No tiene miedo de hablar cuando está en desacuerdo, Créanme, lo sé bien", dijo Bush.

Ahora ve
No te pierdas