Texas inicia evacuaciones por ‘Ike’

Autoridades de ese estado comenzaron el desalojo de residentes de la costa este de la entidad; se movilizarían hasta 1 millón de personas en caso que el huracán impacte la zona sureste.
Los habitantes de Texas empiezan sentir los estragos de ‘Ike  (Foto: )
DALLAS (Notimex) -

Autoridades en Texas comenzaron hoy las primeras evacuaciones de residentes en la costa este de la entidad, en anticipación al huracán “Ike” que se estima podría azotar la zona este fin de semana y obligar a la movilización de hasta un millón de personas.

Autoridades del condado de Brazoria, que abarca un área costera al sur sureste de Houston, ordenaron la evacuación obligatoria de todos los residentes que viven en el área a lo largo de la costa y una evacuación voluntaria para el resto del condado.

También funcionarios de la ciudad de Galveston, consideraban exhortar este miércoles a una evacuación voluntaria de las áreas bajas de la Isla, donde las mareas altas, las grandes olas y las lluvias, pueden provocar serias inundaciones.

La alcaldesa de Galveston, Lyda Ann Thomas, programó una rueda de prensa para esta tarde luego de que el cabildo decrete, en reunión especial, el estado de emergencia y le otorgue poderes para poder enfrentar la situación.

Más al sur, autoridades del condado de Nueces en Corpus Christi, iniciaron este miércoles la evacuación de personas con necesidades médicas especiales para trasladarlos en autobuses a San Antonio.

Los distritos escolares en el área de Corpus Christi, anunciaron la suspensión de clases a partir de este jueves.

El Departamento de Seguridad Publica de Texas abrió una línea de evacuación sobre la carretera interestatal 37, para crear un carril extra y ayudar a agilizar la salida de residentes de Corpus Christi hacia San Antonio.

Las autoridades estatales ordenaron el despliegue de "equipos de combustible" para surtir gasolina a los automovilistas que pudieran necesitarla en su salida del área de posible afectación.

Las evacuaciones comenzaron al tiempo que el presidente George W. Bush declaró este miércoles el estado de emergencia para Texas por la amenaza de “Ike”.

Bush ordenó a la Administración Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) coordinar los esfuerzos de ayuda federal y ofrecer la ayuda necesaria a los damnificados y autoridades locales.

La decisión se da luego de que desde el lunes pasado el gobernador de Texas, Rick Perry, decretara el estado de desastre anticipado a fin de poder movilizar los recursos estatales para enfrentar la emergencia.

Autoridades estatales estiman que se necesitará evacuar hasta un millón de personas en caso de confirmarse los pronósticos sobre la llegada de “Ike” el próximo sábado al sureste de Texas, convertido en huracán categoría tres en la escala Saffir-Simpson de cinco niveles.

Perry ordenó la víspera el despliegue de hasta 1,350 autobuses y camiones escolares al sureste de la entidad, para ayudar en la posible evacuación.

El gobernador dispuso además que se alistará y colocará en espera a 7,500 soldados de la Guardia Nacional de Texas para ser desplegados en caso de ser necesario.

Seis helicópteros UH-60 de la Guardia Nacional permanecen listos, estacionados en Austin y cinco aviones C-130 en Fort Worth.

El huracán “Ike” comenzó a fortalecerse al ingresar la víspera al Golfo de México con categoría uno de intensidad, tras azotar Cuba, los últimos dos días.

El Centro Nacional de Huracanes, en Miami, advirtió que “Ike” está creciendo en fuerza y tamaño alimentado por las cálidas aguas del Golfo.

La dependencia ubicó el centro del fenómeno natural a las 10:00 horas locales (15:00 GMT) de este miércoles, a unos 690 kilómetros al suroeste de la desembocadura del Rio Mississippi, con rumbo al oeste noroeste a una velocidad de 13 kilómetros por hora.

Ahora ve
No te pierdas