Texas acelera rescate después de 'Ike'

Cerca de 2,000 personas fueron rescatadas en el mayor operativo jamás realizado en el estado; el importante centro petrolero de Houston lucha por reiniciar sus operaciones.
La ciudad insular de Galveston quedó devastada con el paso d
HOUSTON (CNN) -

Un gran operativo de emergencia se aceleraba el lunes en Texas mientras el importante centro petrolero de Houston luchaba por reiniciar sus operaciones tras ser azotado por el huracán "Ike".

Alrededor de 2,000 personas fueron rescatadas de áreas inundadas en el mayor operativo jamás realizado en el estado.

Las brigadas recorrían los lugares más dañados, como la ciudad insular de Galveston, que quedó devastada cuando el huracán tocó la tierra el sábado a la mañana, antes de dirigirse al continente y azotar Houston.

Una fuente de Reuters informó que 12 de las 15 refinerías de petróleo de Texas que habían sido cerradas como precaución no mostraban señales visibles de inundación o daños, lo que indica que la producción podría reanudarse antes de lo esperado. Los cortes de electricidad aún pueden dificultar el proceso.

El lunes, los precios del petróleo cayeron por debajo de 100 dólares el barril, a su mínimo valor en seis meses, por señales de que "Ike" pudo haber evitado importante infraestructura de la Costa del Golfo.

Más de 4 millones de personas, varias refinerías, negocios y estaciones de servicio seguían sin luz, pero el agua estaba retrocediendo mientras llegaba ayuda crucial como hielo, agua y comida a los puntos de distribución.

"Seis camiones con suministros llegaron esta noche más temprano (...) Mientras estamos aquí, las entregas se están realizando", dijo Ed Emmett, juez del condado Harris, que incluye a Houston, en un reporte de noticias el domingo a la noche.

Emmett añadió que seis puntos de distribución ya estaban funcionando y que en las próximas horas habría 17 activos.

El operativo de ayuda logró calmar las tensiones que habían emergido entre la Agencia Federal de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y funcionarios locales, mientras residentes en apuros se quejaban por el tiempo que se demoraba la llegada de suministros.

Las autoridades locales luego atribuyeron la pelea a una confusión sobre quién era responsable en cada eslabón de la cadena de ayuda, motivo por el cual se produjeron las demoras.

El gobierno del presidente George W. Bush fue muy criticado en el 2005 por los frustrados esfuerzos de rescate desplegados en Nueva Orleans tras el paso del huracán Katrina.

Las inundaciones eran uno de los obstáculos que dificultaban los operativos de rescate y las operaciones de ayuda, pero funcionarios dijeron que las aguas estaban retrocediendo.

Ahora ve
No te pierdas