Jefe de OTAN critica la 'retirada' rusa

Jaap de Hoop Scheffer no estuvo de acuerdo con que las tropas rusas se quedaran en ese país; la Comisión Europea apoyará a Georgia con 500 millones de euros hasta 2010.
Scheffer se manifestó en desacuerdo con la decisión de la Un  (Foto: )

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, consideró el lunes inaceptable el acuerdo de la UE que permite a las tropas rusas quedarse en Georgia, horas antes de su llegada a Tiflis para subrayar su apoyo al país, que busca ingresar a la alianza atlántica.

En Bruselas, los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea tenían previsto rubricar un acuerdo para enviar al menos a 200 supervisores del cese del fuego, dentro de un contingente internacional que sustituirá a las tropas rusas en territorio indiscutiblemente georgiano.

La Comisión Europea suministrará a Georgia hasta 500 millones de euros hasta el 2010 para ayudar al ex estado soviético a recuperarse tras ser aplastada por Rusia en una guerra de cinco días el mes pasado, dijo a periodistas la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.

Sin embargo, resaltando las diferencias entre los países occidentales acerca de lo dura que debe ser la estrategia a adoptar con Moscú sobre el conflicto, De Hoop Scheffer dijo que el acuerdo negociado por la UE dejaba mucho terreno para que las tropas rusas se quedaran en las secesionistas regiones de Abjasia y Osetia del Sur.

De Hoop Scheffer asistirá a la reunión inaugural de la comisión OTAN-Georgia, que pretende reforzar las relaciones tras la guerra. Los miembros de la alianza siguen divididos sobre el cronograma de ingresos de Tiflis.

El apoyo de la OTAN a Georgia durante el conflicto ha indignado al Kremlin.

En una entrevista con un periódico, De Hoop Scheffer dijo que un acuerdo original de alto el fuego exigiría un regreso al status quo previo al conflicto, pero que el acuerdo negociado el 8 de septiembre por Francia no seguía ese principio.

"Si los rusos van a permanecer en Osetia del Sur con tantas fuerzas, yo no lo considero como un regreso al status quo", dijo De Hoop Scheffer al Financial Times.

"La opción de mantener las fuerzas rusas en Osetia del Sur y Abjasia no es aceptable", señaló el funcionario.

Rusia acordó la semana pasada retirar a cientos de soldados de "zonas de seguridad" establecidas dentro de territorio indiscutiblemente georgiano dentro de un mes, tras haberse adentrado en Georgia para repeler un asalto de Tiflis que buscaba recuperar el control de Osetia del Sur.

Sin embargo, Moscú prevé apostar unos 7,600 soldados -más del doble de los niveles anteriores a la guerra- en Osetia del Sur y Abjasia, ambas reconocidas por el Kremlin como estados independientes tras la guerra de agosto.

De Hoop Scheffer dijo que el plan de Rusia para una presencia militar era "muy difícil de tragar".

Ahora ve
No te pierdas