Relacionan plástico con daños al corazón

Científicos descubren partículas dañinas en biberones y envases de agua purificada; revelan que el Bisfenol A puede estar involucrado en enfermedades cardiacas y diabetes.
ROCKVILLE, (CNN) -

Un estudio relacionó un químico usado en muchos productos plásticos, entre ellos los biberones, con problemas de salud en las personas, pero los reguladores sanitarios estadounidenses dijeron el martes que aún creen en la seguridad del compuesto.
 
Entre las dolencias producidas por el bisfenol A (BPA), que se emplea mucho en los envases plásticos de alimentos y bebidas y en la cubierta de las latas de comida, se encuentran la enfermedad cardiaca y la diabetes.
 
Hasta ahora, los activistas ambientales y los consumidores que cuestionan la seguridad del (BPA) dependían de estudios en animales para fundamentar su posición.
 
Pero el nuevo trabajo de investigadores británicos, publicado en Journal of the American Medical Association, reveló que entre 1,455 adultos estadounidenses, aquellos con los mayores niveles de BPA eran más propensos a tener enfermedad cardíaca, diabetes y anormalidades en las enzimas hepáticas que las personas con menores cantidades del químico.
 
Los funcionarios de la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA) dijeron que revisarían los nuevos hallazgos, que no fueron tomados en cuenta cuando la agencia lanzó una conclusión preliminar en agosto, que indicaba que los niveles de exposición actual al BPA son seguros.
 
"Confiamos en los datos que observamos y la información con que contamos para decir que el margen de seguridad es adecuado", manifestó la funcionaria de la FDA Laura Tarantino a periodistas en un encuentro de un panel de expertos que asesorará a la entidad sobre el bisfenol A.
 
"Hay cosas que se pueden hacer si se elige reducir el nivel de bisfenol A", dijo Tarantino. "Pero no recomendamos que nadie cambie sus hábitos o el uso de ninguno de estos productos porque por ahora no tenemos evidencia delante nuestro que sugiera que las personas necesitan hacerlo", añadió.
 
El bisfenol A se utiliza para fabricar el plástico policarbonado, un material resistente a los impactos que se utiliza en productos que van desde biberones y botellas de agua hasta utensilios de plástico y dispositivos médicos.
 
El BPA también se usa para crear resinas epoxi durables, que se emplean como cubierta en la mayoría de las latas de alimentos y bebidas y en las amalgamas dentales. El bisfenol puede imitar a la hormona estrógeno en el cuerpo.
 
Filtraciones
 
Las personas pueden consumir BPA cuando se filtra del plástico a los líquidos, como la fórmula para bebés o el agua, o los alimentos dentro de envases fabricados con el químico.
 
Algunos minoristas y fabricantes están dejando de utilizar productos con BPA. Los funcionarios canadienses concluyeron que el bisfenol es perjudicial para las personas.
 
Steven Hentges, del Consejo Estadounidense de Química, un grupo de la industria, señaló que el diseño del estudio no permitía concluir que el BPA causa enfermedad cardíaca y diabetes.
 
"Al menos a partir de este estudio, no podemos sacar ninguna conclusión respecto de que el bisfenol provoque efectos (dañinos) sobre la salud", dijo Hentges.
 
"Por otra parte, el bisfenol A ha sido intensamente estudiado en una gran cantidad de ensayos de laboratorio con animales. Y el peso de la evidencia de estos estudios (...) sigue respaldando el uso seguro de los productos que contienen bisfenol A", añadió Hentges en una entrevista telefónica.
 
Los investigadores británicos, que reconocen que sus hallazgos no son prueba de que el químico cause daños, analizaron las muestras de orina de adultos de 18 a 74 años que participaron en un sondeo de salud del Gobierno de Estados Unidos.
 
El 25% de las personas con los niveles más elevados de bisfenol A en sus cuerpos era más de dos veces más propenso a tener enfermedad cardíaca, incluidos ataques al corazón y diabetes tipo 2, que el 25% con las cantidades más bajas del químico en el organismo.
 
Durante la reunión del panel asesor de la FDA, muchos científicos y activistas dijeron que la agencia federal ignoraba los resultados de las pruebas en animales que alertaban sobre la seguridad del producto.
 
El legislador demócrata por Michigan John Dingell, que preside el Comité de Energía y Comercio, dijo que la FDA "se focalizaba de manera miope en la investigación financiada por la industria".
 
Tarantino, por su parte, expresó que nada se descarta, pero que los estudios de las empresas no habían arrojado la existencia de daños importantes en sus conclusiones. Se espera que el panel presente su consejo a la FDA el mes que viene.

Ahora ve
No te pierdas