México dará mejores armas a policías

Calderón dijo que se renovará y mejorará el armamento de cuerpos municipales y estatales; los agentes deberán pasar pruebas de confianza para ser autorizados a portar mejores armas.
La inseguridad tiene un costo para el país de 120,000 millon
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El Gobierno mexicano dijo el viernes que dotará de mejor armamento a las policías locales para que puedan enfrentar en mejores condiciones a la delincuencia, en medio de una ola de crímenes del narcotráfico y secuestros.

Pero los policías municipales y estatales, con un alto nivel de corrupción y coludidos con criminales en muchas ocasiones, deberán pasar pruebas de confianza ante el Ejército para ser autorizados a portar armas de mayor calibre de las que usan en la actualidad.

"El objetivo es equipar con mayor capacidad de fuego a las fuerzas del orden para que puedan enfrentar una delincuencia que ha ido escalando cada vez más sus niveles de violencia", dijo el presidente de México, Felipe Calderón, en una reunión con las principales autoridades de seguridad.

El secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, señaló que se actualizarán las licencias de portación de armas, que expide la secretaría, para permitir una renovación rápida del armamento de la policía.

México tiene unos 400,000 policías entre municipales, estatales y federales.

Los policías municipales, que a menudo han sido detenidos acusados de trabajar para los cárteles del narcotráfico o han sido desarmados por el Ejército para ponerlos bajo investigación, se quejan de que no pueden enfrentar a los narcotraficantes con las armas que les proporcionan sus corporaciones policiacas.

Los sicarios de los cárteles, cuya violencia ha dejado este año más de 3,000 muertos, utilizan armamento sofisticado como rifles de asalto AK-47 y R-15 y lanzagranadas.

El Gobierno tiene desplegados a más de 45,000 soldados y policías federales en operativos conjuntos que le han permitido importantes incautaciones de drogas y armas, aunque la violencia continúa en medio de pugnas de estas bandas por el control de rutas de tráfico de drogas hacia Estados Unidos.

En uno de los episodios más graves de violencia, el lunes fueron lanzadas supuestas granadas contra una multitud que celebraba el Día de la Independencia, y que provocaron la muerte de siete personas e hirieron a más de un centenar.

Aún no hay detenidos por este caso y la policía ha dicho que no tiene elementos aún para señalar que se trate de narcotraficantes, como algunas versiones han manejado hasta ahora.

Ahora ve
No te pierdas