Partidos logran acuerdo sobre Pemex

PAN, PRI y PRD alcanzaron un acuerdo para permitir contratos con incentivos a firmas privadas; a partir de este martes comenzará la redacción de los dictámenes de la reforma energética.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El partido gobernante en México y los dos principales opositores alcanzaron un acuerdo para permitir a la petrolera estatal Pemex ofrecer contratos con incentivos a firmas privadas para exploración y producción, como parte de una reforma energética, dijeron el lunes senadores. Los senadores analizan en comisiones desde hace semanas tres iniciativas de reforma energética -la presentada por el Gobierno y las de dos partidos de oposición- que busca revertir el declive en la producción de petróleo de México, uno de los mayores proveedores de crudo de Estados Unidos.

"Está el acuerdo conceptual (sobre contratos), tenemos que revisar la redacción específica", dijo el presidente de la Comisión de Energía de la Cámara alta, Francisco Labastida, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El tema de los contratos de Pemex con empresas privadas ha sido el más polémico dentro de las discusiones para la reforma energética, porque un sector de la izquierda los ve como un intento para privatizar a Pemex, vista por muchos mexicanos como un símbolo de soberanía nacional.

Pero senadores izquierdistas en comisiones flexibilizaron esa postura.

"Nadie está en contra de que participe la iniciativa privada (...), lo que no compartimos es de que se privilegien los contratos de exploración y perforación y se muevan en la lógica de los contratos de riesgo", dijo el senador Graco Ramírez, del izquierdista Partido de la revolución Democrática (PRD).

Bajo el esquema de contratos de riesgo, Pemex tendría que compartir las ganancias por la producción de crudo con las empresas privadas.

Labastida dijo que a partir del martes comenzará la redacción de los dictámenes de la reforma, y estimó que el proyecto podría quedar aprobado en ambas cámaras del Congreso este mes.

"Ya lo acordamos, es un hecho", dijo Rubén Camarillo, secretario de la Comisión de Energía, y miembro del gobernante Partido Acción Nacional (PAN).

En otro tema controvertido, el PRI y la izquierda se han unido para rechazar una propuesta de Calderón sobre refinación, que permitiría a empresas privadas ser propietarias de plantas procesadoras. En su lugar, la oposición propone que la industria de refinación permanezca en manos del Estado.

Ambos proyectos buscan impulsar la industria de refinación de crudo y reducir las costosas importaciones de combustibles.

 

 

Ahora ve
No te pierdas