EU teme narcoterrorismo desde AL

El peligro es que grupos islamitas como al-Qaeda se alíen con cárteles de droga latinoamericano autoridades de seguridad temen que entren armas de destrucción masiva al país por rutas del nar
Las autoridades estadounidenses temen que grupos islamitas a
MIAMI (AP) -

Existe un peligro real de que los grupos islamistas como al-Qaeda y Jezbolá puedan aliarse con los cárteles de la droga latinoamericanos para lanzar nuevos ataques terroristas, dijeron el miércoles las autoridades.

Agentes de los grupos extremistas han sido identificados en varios países latinoamericanos, la mayor parte dedicados a la recaudación de fondos y la búsqueda de apoyo logístico.

Empero, Charles Allen, director de análisis de espionaje en el Departamento de Seguridad Interna, dijo que podrían utilizar las rutas del narcotráfico y los ingresos de la droga para introducir personas e incluso armas de destrucción masiva a Estados Unidos.

"La presencia de estas personas en la región plantea la posibilidad que intenten atacar a Estados Unidos", dijo Allen, un veterano analista de la CIA. "Las amenazas en este hemisferio son reales. No podemos ignorarlas".

El director de operaciones de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), Michael Braun, indicó que "no redunda en nuestro interés que se junte esa gentuza".

Braun habló en una conferencia de dos días sobre la amenaza del narcotráfico en las Américas organizada por el Mando Sur de Estados Unidos y AFCEA International, una agrupación profesional de 35,000 miembros de empresas de comunicaciones, inteligencia y seguridad nacional.

Al igual que el Talibán recurrió en Afganistán a la heroína para obtener fondos, los funcionarios estadounidenses sostienen que las enormes ganancias obtenidas por el narcotráfico en América Latina podrían brindar a al-Qaida y otros grupos una fuente de ingresos. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han utilizado desde hace tiempo los narcodólares para obtener armas, suministros y financiar sus operaciones. Estados Unidos las considera una organización terrorista.

"Tenemos un híbrido que se ha desarrollado ante nuestros propios ojos", dijo Braun.

Los jefes del narcotráfico en América Latina disponen de métodos de contrabando bien establecidos, de lavado de dinero, obtención de documentos falsos, refugios y la obtención de armas ilícitas, todo ello muy atractivo para los terroristas presionados ahora en el Medio Oriente y otros lugares.

Allen considera que por ahora "hay escasa posibilidad" de cooperación entre terroristas y narcotraficantes, aunque "el terreno fértil" de América Latina —donde la corrupción gubernamental es común y con frecuencia las instituciones son débiles— significa que esa posibilidad merece la atención de Estados Unidos.

 

Ahora ve
No te pierdas