Reforma energética espera su aprobación

Los senadores estarán aprobando la iniciativa en los próximos días luego de llegar a un consens legisladores del PRD como de otros partidos, defienden que es una reforma libre de privatizacio
México está a punto de aprobar una reforma a su industria en  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reforma energética tuvo grandes avances en los últimos días con la reciente aprobación de los siete dictámenes que la conforman, luego de que las diferentes fuerzas políticas que convergen en el Senado de la República lograran llegar a acuerdos.

Estos dictámenes pasarán a primera lectura este martes ante el pleno senatorial para su aprobación.

El senador priista, Francisco Labastida, confió en que los dictámenes pudieran quedar aprobados en la sesión ordinaria de este miércoles.

Sin embargo, algunos legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) han manifestado que la reforma debería votarse hasta el jueves de esta semana.

Los senadores perredistas, junto con sus pares de otros partidos, precisaron que la reforma está libre de privatizaciones, y que los hidrocarburos del país seguirán siendo de la nación así como su explotación y su uso.

La reforma energética, enviada al congreso por el presidente de México, Felipe Calderón, fue duramente cuestionada por buscar la participación de la iniciativa privada en la construcción y operación de refinerías y trabajos de exploración en aguas profundas.

Esta reforma es discutida en los tiempos en que la producción de Pemex se encuentra en su menor nivel desde 1998, por la cuesta abajo de su mayor pozo petrolero Cantarell.

El volumen de producción de petróleo crudo descendió 9.7% entre enero y septiembre de este año respecto al mismo periodo de 2007, al obtener un promedio diario de dos millones 822 mil barriles diarios (mdbd).

La paraestatal tuvo un récord de producción de 3.3 mdbd en 2004.

A mediados de este año, el Senado organizó una serie de conferencias con expertos en la materia, donde analizaron la reforma enviada por el Ejecutivo y sus implicaciones ‘privatizadoras’.

Los siete dictámenes que han sido aprobados desde la semana pasada en la Cámara alta son la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, la de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, la Ley para el aprovechamiento Sustentable de la Energía.

Además, la Ley de la Comisión Reguladora de Energía, la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables, la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en Materia de Petróleo y la Ley de Pemex.

Algunos de los acuerdos a que llegaron ayer (lunes) los senadores son que los cinco miembros del sindicato en el Consejo de Administración de Pemex, no tengan derecho a participar en temas de presupuesto de la paraestatal.

Además, se aprobaron los bonos ciudadanos, pero acotados, para evitar que las casas de bolsa especulen con ellos. Se rechazó que la refinación del petróleo sea privada, y quedaron excluidos los contratos donde la paga se basa en los resultados de la obra o de la patrimonio del yacimiento.

Los legisladores del PRD no votaron en comisiones por ninguno de los siete dictámenes, pues lo harán en conjunto cuando todo el paquete sea sometido al pleno del Senado para su aprobación definitiva.

Uno de los principales opositores de la reforma, el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ha dicho que mantendrá un estado de alerta a la gente que apoya la defensa del petróleo mexicano, para futuras manifestaciones, a pesar de que los legisladores de su partido han llegado a acuerdos con los demás partidos.

Ahora ve
No te pierdas