Fondos de pensiones rehúsan estatización

Los fondos de pensiones buscarán frenar el proyecto que elimina el sistema privado argentino; contactarán a legisladores para buscar detenerlo y podrían llegar a instancias judiciales.
BUENOS AIRES (CNN) -

Los fondos de pensiones de Argentina iniciarán de inmediato contactos con legisladores para intentar frenar el proyecto oficial que elimina el sistema previsional privado, mientras analizan ir a la justicia si es aprobado, dijo el jueves a Reuters un directivo del sector.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, propuso el martes al Congreso acabar con los fondos privados de pensiones para evitar que la crisis financiera licue las futuras jubilaciones, en una jugada que le permitiría al Estado absorber ahorros previsionales por 30,000 millones de dólares.

Sin embargo, los analistas y la oposición creen que la medida esconde la necesidad del Gobierno de hacerse de liquidez para enfrentar fuertes vencimientos de deuda en el 2009 ante la estrechez del mercado de crédito internacional por las turbulencias globales.

"Estamos absolutamente sorprendidos con la medida", dijo en una entrevista Jorge Saumell, vicepresidente de la Unión de Admistradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (UAFJP).

"Mucho más cuando estábamos en contacto con la autoridad de regulación para ver cómo mitigar el daño que produjo en las carteras de los fondos las bajas de los mercados", agregó.

La medidas generó el desplome de los mercados de acciones y bonos, dado que los fondos de pensiones son los mayores inversores institucionales del país.

"Esperamos ser convocados a las comisiones del Congreso que van a dar tratamiento a este proyecto y también trataremos de reunirnos con las distintas expresiones políticas, gremiales y empresarias", agregó Saumell en una entrevista con Reuters.

Industria previsional

La UAFJP agrupa a los 10 fondos de pensiones, que operan desde 1994 y emplean a unas 10,500 personas.

Los afiliados al sistema privado de pensiones suman unos 9.5 millones, aunque menos de un 40% realizan aportes todos los meses.

El flujo de contribuciones suma unos 1,000 millones de pesos mensuales (unos 300 millones de dólares).

Los fondos privados comparten el sistema previsional con otro estatal, históricamente deficitario, aunque en los últimos años tiene un resultado positivo por la constante mejora en la economía y el empleo.

Las principales AFJP son controladas por bancos internacionales como el español BBVA, el HSBC y el grupo holandés ING, a los que se suma la aseguradora MetLife Inc.

"Es un poco prematuro pensar en la opción de acudir a la justicia, si bien no se descarta. Por el momento, no pensamos en ello", sostuvo Saumell.

"Nos han preguntado también los afiliados para ir a la justicia, pero lo cierto es que por el momento no hay un instrumento recurrible, porque por ahora se trata de un proyecto de ley", dijo.

El Congreso iniciaría en los próximos días el análisis de la iniciativa.

"No hemos tenido ningún contacto con el Gobierno. Habría un cierto grado de acuerdo político para impulsar el proyecto, pero sería prudente -por los impactos que produce y que ya están a la vista- que haya más tiempo y que no se trate de manera tan acelerada en el Congreso", pidió el ejecutivo.

"Si prospera la medida y el único papel que les queda a las AFJP sería el de ser receptoras de aportes voluntarios, nuestras empresas dejarían de tener sentido porque ese rol lo cumplen las compañías de seguro de retiro", concluyó.

Ahora ve
No te pierdas