Francia lanza plan de rescate laboral

El presidente francés reveló nuevas medidas para cuidar los empleos ante la crisis económica; se comprometió, entre otras cosas, a financiar contratos y extender programas de entrenamiento.
RETHEL, Francia (CNN) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, reveló el martes nuevas medidas para proteger los empleos y advirtió que las compañías no deben disponer despidos injustificados mientras se acumula evidencia de que más trabajadores caerán víctimas de la crisis financiera.

Las noticias de despidos masivos en compañías francesas de renombre, como la automotriz Renault o la minorista La Redoute, han colocado presión sobre Sarkozy para que iguale su rescate de 360,000 millones de euros (450,000 millones de dólares) para los bancos, con un plan para ayudar a los franceses comunes.

Sarkozy prometió aliviar las restricciones sobre el uso de contratos laborales de corto plazo por parte de las pequeñas y medianas empresas, financiar 100,000 contratos laborales subsidiados adicionales en el presupuesto del 2009, extender el uso de programas subsidiados de entrenamiento y facilitar que la gente trabaje los domingos.

"Esta es la tercera fase de nuestro plan global para responder a la crisis que Francia, junto con el resto del mundo, está enfrentando", dijo Sarkozy durante un discurso en un centro laboral en la ciudad norteña de Rethel, que tiene una tasa de desempleo muy alta.

Las primeras dos etapas fueron el paquete de rescate bancario y las medidas para ayudar a las pequeñas empresas, anunciadas la semana pasada.

"La tercera fase es movilizarse en favor del empleo. Concierne directamente a los trabajadores, especialmente aquellos que se sienten amenazados en sus empleos", dijo Sarkozy.

Horas antes de los anuncios, los datos oficiales mostraron que los consumidores temían un fuerte aumento del desempleo y las compañías preveían un empeoramiento de la situación empresarial en los próximos meses.

"El fantasma del desempleo ha regresado a Francia", declaró Gilles Moec, analista de Bank of America.

La desocupación ya estaba en aumento antes de que se agudizara la crisis financiera el mes pasado. Los últimos datos mostraron un incremento del número de desempleados en agosto, a un total cercano a 2 millones. Desde entonces, el racionamiento del crédito ha oscurecido aún más el panorama.

Ahora ve
No te pierdas