La Iglesia se vuelve más selectiva

El Vaticano emitió nuevos parámetros de análisis psicológicos para los seminaristas; esto para ser más estricta con los candidatos al sacerdocio tras los escándalos de abuso sexual
CIUDAD DEL VATICANO (AP) -

El Vaticano emitió este jueves nuevos parámetros de análisis psicológicos a los seminaristas, el intento más reciente de la Iglesia católica por ser más selectiva con los candidatos al sacerdocio tras una serie de escándalos de abuso sexual.

La Santa Sede informó que emitió los nuevos parámetros para ayudar a que la jerarquía eclesiástica no acepte a candidatos con "alteraciones psicópatas".

Los escándalos han estremecido a la Iglesia en años recientes y han desencadenado demandas que han costado cientos de millones de dólares en arreglos extrajudiciales.

Los parámetros "se volvieron incluso más urgentes por los escándalos sexuales", reconoció ante la prensa el arzobispo Jean-Louis Brugues, prefecto de la Congregación para la Educación Católica.

Sin embargo, enfatizó que las pruebas psicológicas se aplican en algunos seminarios incluso desde la década de 1960 o al menos 10 años antes de que comenzaran a salir a la luz pública los escándalos de abuso sexual.

"En demasiados casos, los problemas psicológicos, algunas veces de índole patológica, se revelan sólo después de que alguien se ha ordenado sacerdote", señalan los lineamientos. "La detección más temprana de defectos ayudaría a evitar muchas experiencias trágicas".

Los parámetros señalan que deben identificarse "problemas" potenciales, como orientaciones sexuales "confusas o aún no definidas".

La Red de Sobrevivientes de Abusos por Sacerdotes señaló que el Vaticano debe ir aún más allá del trabajo de selección de los seminaristas, para acabar con lo que esa organización consideró "una cultura prácticamente sin cambios de discrecionalidad y poder no sujeto a revisión en la jerarquía católica", que dejaba a curas peligrosos en las parroquias.

"Todo barril tendrá siempre algunas manzanas podridas", señaló la Red. "Un cambio auténtico requiere transformar ese barril y a quienes lo supervisan, de manera efectiva".

Los jerarcas vaticanos coordinaron una evaluación de los seminarios católicos en Estados Unidos, en respuesta a la crisis de abusos, en busca de factores que hayan incidido en los casos. La evaluación se completó en julio del 2006, pero los resultados no se han divulgado.

Ahora ve
No te pierdas