Miembros APEC se reunirán por la crisis

Los ministros de economía de los países del bloque Asia-Pacífico celebrarán una cumbre en Perú; el objetivo es acordar medidas efectivas para resolver la crisis financiera global.
LIMA (CNN) -

Los ministros de Economía y Finanzas de los 21 países miembros del bloque Asia-Pacífico se darán cita desde el miércoles en Perú, en el inicio de una serie de reuniones claves a nivel global en busca de soluciones para salir de la crisis financiera internacional. Los matices entre los países que conforman el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) -que van desde Estados Unidos a economías emergentes en Asia y América Latina- podrían hacer difícil el logro de acuerdos para la adopción de medidas audaces.

Las economías emergentes más pequeñas ya están culpando a Estados Unidos por el inicio de la crisis y piden a China compartir parte de sus casi 2 billones de dólares en reservas internacionales para ayudar a resolver la crisis global.

Cualquier progreso en la cita de dos días en la ciudad peruana de Trujillo aumentaría las perspectivas de la siguiente reunión de ministros de Economía y Finanzas y jefes de bancos centrales del G-20, que empieza el viernes en Brasil.

Los planes de acción formulados en Perú y Brasil serían llevados a los presidentes o jefes de Gobierno en la cumbre del G-20 en Washington el 14 y 15 de noviembre y en la cumbre de la APEC, una semana más tarde en Lima.

"Los temas importantes en la APEC se acercan a saber cómo podemos capear la crisis internacional", dijo a Reuters el ministro peruano de Economía, Luis Valdivieso.

Los funcionarios de la APEC tendrán la oportunidad de discutir la reforma de las normas para el sistema financiero mundial, mientras defienden los mercados abiertos, dijo un alto funcionario de una importante economía.

"APEC es grande en la apertura y la inversión, el libre comercio. Por lo tanto, es probable que haya un fuerte mensaje diciendo que la crisis no es un fracaso de la apertura de los mercados y una advertencia a los países a no responder adoptando políticas proteccionistas", dijo el funcionario.

Representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) también asistirán a la cita de la APEC, en la que los países prevén evaluar el paquete para proveer liquidez a corto plazo creado la semana pasada por el organismo multilateral, en busca de aliviar la crisis de crédito que afectaría a los emergentes.

El paquete tiene pocos requisitos y permitiría a los países aprovecharlo sin tener que adoptar duras políticas de austeridad.

Esperan más de EU y China

Los miembros de la APEC -desde Rusia y México a países de Asia- sufrieron graves crisis en la década de 1990 y, a pesar de ser financieramente más sólidos actualmente, las pesadillas de la última crisis ya aparecen en ellos.

"Hemos estado cumpliendo las reglas y no queremos acabar de nuevo en la sala de emergencia del FMI, como si nunca hubiésemos hecho nada bien", dijo un alto funcionario de finanzas de un país de América Latina.

"La actitud de Paulson ha sido como: 'Sorry (lo siento), pero tengo cosas más importantes que hacer en casa, así que esperamos que los mercados emergentes pueden trabajar solos para paliar la crisis'", dijo el funcionario acerca del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson.

Paulson enviará un asistente a Perú y a Brasil, mientras que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, espera viajar a Brasil.

Algunos piensan que Washington, y especialmente China, deberían hacer más por los mercados emergentes en momentos que en el FMI parece limitado en su capacidad de financiamiento y el crecimiento es más robusto en los países en vías de desarrollo.

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha pedido a China, Arabia Saudita y otros aportar miles de millones de dólares para el fondo del FMI destinado a mercados emergentes.

Brown dijo el lunes que Washington debe seguir con sus medidas para dirigir la respuesta frente a la crisis.

Un paso en ese camino se dio la semana pasada cuando la Reserva Federal de Estados Unidos ofreció una línea de intercambio de divisas (swap) para Brasil, México, Corea del Sur y Singapur, para ayudar así a que se mantenga el flujo de créditos.

"China no ha dicho nada acerca de la crisis. Esperamos que digan algo", dijo el funcionario de América Latina. "Ellos tienen todo el dinero en el mundo y sólo están empezando a aprender cómo ser una potencia mundial", agregó.

Ahora ve
No te pierdas