Pide APEC mayor participación de México

Líderes de finanzas pidieron que países como China y México actúen para solucionar la crisis gl los miembros del Foro Asia-Pacífico se reúnen en Perú, previamente a la cumbre del G20.
La cooperación entre las naciones es esencial para resolver  (Foto: )
TRUJILLO, Perú (CNN) -

Líderes de las finanzas mundiales pidieron el miércoles un mayor protagonismo de las economías emergentes más grandes como China y México, para que ayuden a establecer soluciones a la crisis financiera global.

El llamado se produjo en el marco de una reunión de dos días en la ciudad peruana de Trujillo de las autoridades económicas de los 21 países miembros del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés).

Allí participan los representantes de Estados Unidos y Canadá, de potencias asiáticas como China y Corea del Sur, y de las economías más abiertas de Latinoamérica, Chile y México.

Los planes de acción formulados en Perú pueden ayudar a establecer el marco para una cumbre de líderes mundiales que se realizará el 14 y 15 de noviembre en Washington.

Ese encuentro fue convocado para explorar cómo modificar la arquitectura financiera mundial, que está dominada por instituciones de la era de la posguerra.

"Estamos en conversaciones en varios foros" sobre una mayor participación de los emergentes en la toma de decisiones globales, dijo a periodistas el subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), John Lipsky.

"Ese país (China) tiene un papel clave, un problema global necesita soluciones globales, que incluya no sólo a países avanzados sino a economías emergentes que están en condiciones fuertes", agregó el funcionario.

En la reunión en Perú, el Banco Mundial pedirá que se expanda el club de países más ricas del mundo, el Grupo de los Ocho, para incluir a China, India, Brasil, México, Arabia Saudita y Sudáfrica, todas economías de rápido crecimiento.

"La idea de que el G-8 más estos seis representan el 62% del PIB del mundo", dijo a Reuters el director gerente del Banco Mundial, Juan José Daboub.

"Son los que puedan hacer más, los que puedan tomar acciones que pueden ayudar, entonces es importante que estén en la mesa presentes a la hora de tomar decisiones", añadió.

Nuevos motores de la economía

El Grupo de los Ocho incluye a Estados Unidos, Canadá, Japón y Rusia, todos representados en Perú. También a Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia. En sus encuentros anuales el G8 ayuda a establecer el curso de la economía mundial.

El ministro chileno de Hacienda, Andrés Velasco, se mostró de acuerdo con un mayor protagonismo de los emergentes.

"Nos parece al Gobierno de Chile que las voces de los países emergentes sean escuchadas en este debate", afirmó.

"Hoy, a diferencia de episodios anteriores de crisis, son los países emergentes los que vamos a seguir creciendo el próximo año y de alguna manera tanto en Asia como en América Latina y África actuaremos como locomotora del tren de la economía mundial", dijo Velasco a periodistas en Trujillo.

Una ampliación del G8 podría encajar con los pedidos para que las mayores naciones en desarrollo contribuyan con más recursos para el Banco Mundial y el FMI a cambio de una mayor influencia en la dirección de los dos organismos.

Daboub dijo que el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, llevará la propuesta de la expansión del G8 a la cumbre de mediados de noviembre en Washington, que tendrá lugar bajo el paraguas del Grupo de los 20, que congrega a los países más desarrollados con varias naciones de economías emergentes.

Uno de los que más han pedido la reforma de la arquitectura financiera mundial es el primer ministro británico, Gordon Brown, quien dice que las economías emergentes más ricas deberían elevar sus contribuciones al FMI para asistir a las naciones más pobres.

El encuentro de Washington es visto como una posible oportunidad para modificar las instituciones financieras creadas tras un encuentro de líderes que ocurrió en 1944 en Bretton Woods, New Hampshire.

Parada en Sao Paulo

Desde Trujillo, en el norte de Perú, muchos responsables volarán a Sao Paulo, el centro económico de Brasil, para un encuentro del G20 y de jefes de bancos centrales.

Ambas reuniones pueden completar la agenda para la cumbre de Washington. El plan inicial de la cita de funcionarios de finanzas de la APEC era allanar el camino para la cumbre del 19 al 23 de noviembre de sus líderes en Lima, la capital peruana.

Pero esta reunión, planeada desde hace tiempo, coincidió con la turbulencia de los mercados mundiales.

En todo el mundo, los pedidos de rescates financieros y reformas se han intensificado cuando los mercados globales de acciones y deuda se hundían este año, llevando a los bancos centrales a inyectar miles de millones de dólares en el sistema financiero para frenar el racionamiento del crédito que empezó con los problemas hipotecarios subprime de Estados Unidos.

Algunos creen que China, que tiene reservas internacionales por casi 2 billones de dólares, debería hacer más por los mercados emergentes en momentos en que la capacidad financiera general del FMI parece limitada y el crecimiento global es más robusto en el mundo en desarrollo.

La semana pasada el FMI creó una nueva Facilidad de Liquidez de Corto Plazo para que los emergentes alivien las severas tensiones del crédito, pero los analistas han dicho que podría quedarse sin recursos si muchas naciones acuden a ella.

Ahora ve
No te pierdas