Policía realiza operativo en Mumbai

Comandos de seguridad indios recuperaron un centro judío que estaba tomado por terroristas; en el incidente habrían muerto dos rehenes y dos criminales.
India prevé efectos en su economía por los recientes atentad

Comandos indios tomaron por asalto un centro judío en Mumbai el viernes y encontraron dos cadáveres que parecen ser de rehenes, informó el jefe de la Guardia de Seguridad Nacional de India.

J. K. Dutt también declaró a la televisión india que los comandos habían dado muerte a dos militantes en las operaciones en el centro.

"Hemos neutralizado a dos terroristas", dijo Dutt. "También encontramos dos cuerpos, que parecen ser de rehenes", agregó.

Un servicio de rescate israelí dirigido por judíos ortodoxos dijo que su personal enviado a Mumbai para ayudar en la operación creía que los rehenes en el Centro Chabad habían muerto.

"Aparentemente los rehenes no están vivos", dijo el servicio Zaka en un breve comunicado citando a su personal en Mumbai pero sin dar más detalles.

Los militantes habían mantenido rehenes en el centro, incluidos un rabino israelí y su esposa, durante casi 48 horas.

Poco antes, un gran grupo de personas agolpadas en las cercanías del lugar celebró la salida de los comandos indios del centro judío, lo que llevó a que los canales de televisión anunciaran que la operación había terminado.

El jefe de policía de Mumbai dijo que la operación estaba en sus etapas finales, mientras que Dutt sostuvo que el tercer piso del centro no había sido asegurado.

El agregado de Defensa de Israel en India dijo el viernes que le habían informado que había concluido la operación en el centro judío de Mumbai. "Me han dicho que la operación está terminada. No conozco la suerte de los rehenes", dijo el agregado a Reuters en declaraciones a las afueras del centro.

Previamente, la edificación se vio cubierta de una espesa nube de humo luego de una explosión, mostraron imágenes de televisión, que además dijo que los comandos habían abierto un agujero en una pared para ingresar a la construcción.

Un testigo de Reuters dijo que las fuerzas de seguridad dispararon contra el centro judío, aparentemente para cubrir el descenso de los comandos fuertemente armados, con sus rostros cubiertos por pasamontañas, mientras bajaban por cuerdas desde helicópteros y tomaban posiciones sobre el techo del edificio.

El edificio se encuentra ubicado en una parte muy poblada de la ciudad, lo que vuelve difícil encarar un ataque frontal.

Mumbai, una ciudad de 18 millones de habitantes, es el centro financiero de la creciente economía india y acoge también a la poderosa industria cinematográfica nacional, conocida como "Bollywood" (palabra que une Bombay, antiguo nombre de Mumbai, y Hollywood).

Liberados turistas

La toma del centro judío siguió al rescate de rehenes en dos hoteles de lujo, dos días después de que unos 25 hombres armados con rifles de asalto y granadas -algunos de los cuales arribaron a la ciudad por vía marítima- se desplegaron a través de Mumbai para atacar lugares populares entre turistas y hombres de negocios, incluyendo al Trident-Oberoi y al Taj.

Huéspedes extranjeros e indios secuestrados en el lujoso hotel Trident-Oberoi fueron liberados luego de una operación de comandos cuarto por cuarto que oficiales dijeron que concluyó el viernes.

Bien vestidos, algunos portando sus equipajes, los huéspedes abandonaban el hotel Trident-Oberoi y eran escoltados a autobuses y automóviles, cuando el fin del sitio al edificio parecía inminente.

"Están evacuando a todos. Todos están recibiendo cuidados", dijo una mujer india cuando abandonaba el hotel junto a su esposo.

El teniente general N. Thamburaj dijo que al menos un miliciano podría aún tener a dos rehenes en el lujoso hotel Taj Mahal, 36 horas después de ataques coordinados en la ciudad que según la policía dejaron al menos 124 muertos.

El comandante militar declaró a periodistas que casi todos los huéspedes y el personal había sido evacuado del Taj y que la operación estaría terminada en cuestión de pocas horas.

India, de mayoría hindú pero con una importante minoría musulmana, ha sufrido durante décadas ataques terroristas. Pero este asalto parece orientado a anular su habilidad de atraer inversión extranjera.

El primer ministro de India, Manmohan Singh, culpó de los ataques a grupos milicianos con sedes en países vecinos, lo que usualmente significa una alusión a Pakistán, generando la posibilidad de tensiones renovadas entre las naciones rivales que cuentan con armas nucleares.

Singh advirtió de "un costo" si esas naciones no toman acciones para evitar que su territorio sea usado para lanzar ataques semejantes.

La policía dijo que al menos siete de los atacantes murieron y que nueve sospechosos están detenidos. La fuerza de seguridad también informó que 12 efectivos policiales habían muerto, incluyendo a Hemant Karkare, jefe del escuadrón antiterrorista en Mumbai.

La policía dijo que 284 personas han resultado heridas.

Ahora ve
No te pierdas