Bush expresa su pesar por la crisis

El presidente de EU dijo que lamenta el corte de empleos y que se sentía responsable por la cri sin embargo, señaló que muchas decisiones en Wall Street se dieron antes de que fuera presiden

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, expresó su pesar este lunes de que la crisis financiera haya provocado un recorte de empleos y la reducción en los fondos para el retiro, por lo que de ser necesario apoyará una mayor intervención gubernamental para sobrellevar la recesión. "Desde luego que lamento que esto esté ocurriendo", dijo Bush en una entrevista del lunes para la cadena televisiva ABC.

"Obviamente no me gusta la idea de que la gente pierda sus empleos o sienta preocupación por sus cuentas de ahorro para el retiro. Pero, por otra parte, el pueblo estadounidense debe saber que protegeremos el sistema. Quiero decir, nosotros ya lo estamos haciendo y si se necesita que nos involucremos más lo haremos".

Las cuentas de ahorro para el retiro, conocidas en Estados Unidos como 401k, son un sistema aprobado por el gobierno que permite a los trabajadores ahorrar dólares en acciones u otras cuentas, a las que sólo se les deducen impuestos hasta el momento de su retiro, cuando se espera que sus ingresos sean menores y por ende su tasa fiscal sea más baja, de acuerdo al sistema fiscal de ingresos progresivos.

La economía de Estados Unidos entró en una recesión desde diciembre del 2007, según un informe presentado el lunes por Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés).

Muchos economistas creen que la crisis actual se prolongará hasta mediados del 2009 y será el revés más grave desde la recesión de 1981 y 1982.

Bush dijo que se sentía responsable por la crisis económica pues está ocurriendo en su mandato, pero añadió: "Creo que cuando se escriba la historia sobre este periodo la gente se dará cuenta que muchas de las decisiones que se tomaron en Wall Street se dieron a lo largo de aproximadamente una década", antes de que fuera electo presidente.

"Es difícil que un ciudadano promedio entienda qué tanto se congeló el sistema y cuán elevada era la relación deudas-capital", dijo.

"Y lo que estamos viendo es la disminución en la relación deudas-capital, que obviamente está afectando el crecimiento de la economía".

La semana pasada el gobierno de Bush y la Reserva Federal se comprometieron a ofrecer 800.000 millones de dólares para descongelar las tarjetas de crédito, los prestamos para automóviles y otro tipo de financiamiento para los ciudadanos.

Los compromisos financieros del gobierno para contener la crisis ascienden a casi siete billones de dólares, aunque pocos creen que el gobierno gaste efectivamente todo ese dinero.

 

Ahora ve
No te pierdas