Schwarzenegger declara emergencia fiscal

El gobernador de California advirtió a legisladores estatales que se dirigen a un desastre fisc por ello les pidió medidas drásticas para evitar que el déficit llegue a los 28,000 mdd.
SAN DIEGO, EU (Notimex) -

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, declaró este lunes emergencia fiscal en California y advirtió a legisladores estatales que a menos que acuerden medidas drásticas, el estado se dirige a un "desastre fiscal". Schwarzenegger reveló, al inaugurar el periodo de sesiones de la legislatura de California, que el déficit en California, calculado en 17,000 millones de dólares, puede llegar a los 28,000 millones de dólares en los próximos 19 meses.

Con la declaratoria de emergencia fiscal, el gobernador ordenó a la legislatura enforzarse en un debate para encontrar fórmulas para balancear el déficit en, por lo menos, 11,200 millones de dólares con carácter emergente.

Schwarzeneger dijo a la legislatura que a menos que alcance acuerdos para remediar el déficit en un periodo extraordinario de sesiones entre este 1 de diciembre y el 15 de enero próximo, el estado de California "carecerá de liquidez financiera para febrero" de 2009.

Las medidas drásticas que pidió el mandatario estatal incluyen aumentos de impuestos y reducciones presupuestales, inclusive en educación, renglón del gasto público prioritario para los californianos.

El nuevo presidente del senado estatal, el demócrata Darrel Steinberg, instó a la legislatura a encontrar soluciones para el déficit de 11,200 millones de dólares y propuso que por primera vez en una década el presupuesto del siguiente año fiscal sea aprobado por adelantado.

El senador entrante dijo que los californianos "no esperan soluciones milagrosas de nosotros (los legisladores), pero esperan que demos la batalla y que inyectemos una dosis de adrenalina a la política estatal".

Por su parte la presidenta de la Asamblea Legislativa o cámara baja de California, Karen Bass, dijo que el tesorero estatal, Bill Lockyer, informará a ambos presidentes legislativos y a los lideres de las minorías de ambas cámaras sobre la seriedad de la situación fiscal en California.

En análisis anteriores la legislatura consideró que tan sólo la pérdida de impuestos de ventas de bienes raíces por la crisis hipotecaria, en California alcanzaría los ocho mil millones de dólares para el presente año fiscal, que comenzó el 1 de julio.

Los saldos negativos por ese tipo de conceptos se suman ahora a otros, como el del fondo de desempleo de California, que pudiera agotarse antes de terminar el año fiscal.

Ahora ve
No te pierdas