Argentina usa pensiones para estímulos

La presidenta argentina dijo que destinará 3,800 mdd en estímulos económicos contra la crisis; el plan se financiará con parte de los activos de fondos de pensión que fueron estatizados.
Cristina Fernández anunció que su gobierno liquidará pasivos
BUENOS AIRES (CNN) -

Argentina lanzó el jueves un nuevo paquete de medidas por unos 3,800 millones de dólares para estimular su economía, en momentos en que proliferan las señales de desaceleración de la actividad debido a la crisis financiera global. El plan apunta fundamentalmente a financiar el consumo de la población en electrodomésticos y autos nuevos, y a flexibilizar el acceso al crédito a las pequeñas y medianas empresas, e incluyó un inesperado recorte de los impuestos a las exportaciones de trigo y maíz, claves para el país.

En noviembre, la tercera economía latinoamericana había puesto en marcha un programa de beneficios tributarios para la creación de empleos y el blanqueo de capitales, y anunció un monumental plan de obras públicas por 21,000 millones de dólares.

"Vamos a incentivar la producción, la inversión, el trabajo, el empleo, el consumo, destinando 13,200 millones de pesos (unos 3,800 millones de dólares) bajo distintos instrumentos", dijo la presidenta Cristina Fernández ante empresarios, sindicalistas, banqueros y su gabinete en pleno.

Del total de los fondos, 3,100 millones de pesos se destinarán a financiar préstamos para la compra de vehículos nuevos, 3,500 millones de pesos para préstamos al consumo y 3,000 millones de pesos para las pequeñas y medianas empresas, las más dinámicas a la hora de generar empleo.

"Es una iniciativa que ha tomado el Gobierno para que la crisis no sea tan profunda en Argentina. Va a llegar el crédito barato a la producción", dijo Jorge Brito, presidente del Banco Macro al terminar el encuentro en la residencia presidencial en la provincia de Buenos Aires.

El Gobierno peronista, que ha aumentado el control del Estado sobre la economía atemorizando a los inversores extranjeros, financiará parte del paquete de medidas con los recursos que recibirá por una polémica estatización de los fondos de pensiones privados.

Programa

Después de haber especulado con que la debacle global no golpearía con fuerza al país, la proliferación de señales de agotamiento en el crecimiento económico llevó al Gobierno a lanzar el amplio programa anticrisis.

Argentina completará en el 2008 su sexto año de fuerte crecimiento, a un ritmo del 7%, pero inferior al piso del 8.5% que mostró en el ciclo 2003-2007.

Mientras la mayoría de los analistas prevén una brusca desaceleración el año próximo, algunos indicadores ya mostraron en el cuarto trimestre del 2008 un fuerte freno, como la venta y producción de vehículos, la construcción y el consumo minorista.

El Gobierno exige a las empresas de los sectores a los que ofrece planes de estímulo que mantengan la plantilla de personal para evitar un alza del desempleo como forma de contener el número creciente de despidos y suspensiones.

La crisis impactó de lleno también en los mercados financieros argentinos, con un alza de las tasas de interés, una caída en la oferta de crédito bancario, un derrape de acciones y bonos y la depreciación de la moneda local a un mínimo desde el 2002.

Ahora ve
No te pierdas