A dónde irán los banqueros de inversión

Los despidos se intensifican en la banca de inversión, un sector fuertemente golpeado por la cr para sobrevivir, los empleados de este tipo de negocios deberán reinventarse.
Wall Street teme mayores daños a la economía estadounidense.  (Foto: )
Beth Kowitt

La banca de inversión, que alguna vez estuviera entre los sectores más codiciados y mejor pagados de Wall Street, hoy parece ser vapuleada una y otra vez.

Los últimos dos supervivientes -Goldman Sachs y Morgan Stanley- han dejado su estatus para convertirse en bancos comerciales, pero además estas entidades, así como sus rivales, están despidiendo personal de forma masiva.

La unidad de inversión de J.P. Morgan Chase, por ejemplo, está recortando cerca de 3,000 empleos, el 10% de su fuerza laboral.

Los recortes de Citigroup, 52,000 plazas en total, afectarán a todas las áreas de la compañía aunque aún se desconoce cuántos empleos se perderán en su unidad de inversión. Goldman Sachs también reducirá un 10% su planta laboral, al igual que Morgan Stanley.

Toda la industria bancaria se contrae bajo el impacto de la crisis financiera global, algunas instituciones están desapareciendo y los bancos que sobreviven hacen ajustes a su nómina.

Pero estos cambios en la banca de inversión no son únicamente medidas para reducir costos, reflejan una transformación fundamental en el negocio, su panorama cambiará para siempre.

“Es una reestructuración total de la industria. No será la misma que un año atrás” afirma Marisa DiNatale, economista del sitio Web Economy.com, propiedad de Moody’s.

Pero una vez que la economía mejore, repuntarán las fusiones, adquisiciones y financiamiento de capital, explica el analista de Atlantic Equities, Richard Staite.

Otros segmentos de la banca, como el de instrumentos financieros de renta fija, tardarán más en volver a la normalidad. Por desgracia, los productos altamente estructurados como los denominados CDO (obligaciones de deuda colaterizada), que alguna vez reportaron grandes ganancias, serán instrumentos “del pasado”para los banqueros, declara Staite.

Bajo la estela de esta reestructuración, es posible que los banqueros especializados en inversión necesiten buscar empleo más allá de las estrechas paredes de Wall Street, y tengan que contentarse con menores salarios e incluso plantearse un cambio de profesión.

Incluso aquellos banqueros que todavía conservan su empleo están tomando previsiones. Tan solo en los últimos 3 meses, más de 5,000 trabajadores de la industria han hablado con reclutadores del grupo WhiteRock para tantear el terreno, revela Gustavo Dolfino, presidente de esta compañía especializada en selección de personal.

Según Dolfino, los banqueros de nivel medio serán las víctimas más seguras de los despidos, pues ocupan cargos relativamente costosos y no son quienes realmente ‘cortan el pastel.’

Para encontrar trabajo en la banca de inversión, los candidatos deberán estar dispuestos a mudarse a otras zonas donde la industria está más activa, como Hong Kong, Shanghai, Dubai o Mumbai, dice Dolfino.

Otra opción son las llamadas firmas boutique, que están aprovechando la desbandada para contratar talentos, advierte Staite.

Estas pequeñas firmas especializadas solían tener problemas para atraer a los banqueros expertos en inversión, que preferían trabajar en reconocidas empresas de Wall Street y ganar cuantiosos bonos. Pero dada la situación actual, ahora son una elección laboral atractiva.

Los banqueros desempleados también pueden encontrar trabajo en fondos hedge y firmas de capital privado, que ahora están ejerciendo algunas funciones antes sólo reservadas a los bancos de inversión.

El consejo que da Dolfino a los banqueros para sobrevivir a ese panorama cambiante es: ser más ágil y estar preparados para reinventarse, pues el futuro de la industria es un misterio.

Ahora ve
No te pierdas