Día 3 del ataque en Gaza: 307 muertos

Israel aumenta bombardeos aéreos en la Franja mientras los precios del crudo suben; la ONU pide a ambas partes un alto al fuego, pero Bush responsabiliza a Hamas.
GAZA (CNN) -

Aviones de guerra israelíes atacaron hoy lunes la Franja de Gaza controlada por Hamas por tercer día consecutivo en una ofensiva que ya ha causado el fallecimiento de 307 personas. Según las Naciones Unidas, al menos 51 de los muertos en Gaza eran civiles. La cifra se basa en visitas de funcionarios de una agencia del organismo a hospitales y centros médicos.

Israel declaró las áreas alrededor de Gaza como "zona militar cerrada", alegando riesgo por lanzamiento de cohetes palestinos.

En tanto, el principal negociador palestino Ahmed Qurie, dijo que las conversaciones de paz con Israel estaban en suspenso debido a la mortal ofensiva en Gaza.

"No hay negociaciones y no hay forma de que pueda haber negociaciones mientras se realicen ataques en nuestra contra", dijo Qurie a periodistas.

Israel, que aumentó sus ataques aéreos después del anochecer del domingo, dijo que lanzó su campaña el sábado en respuesta a los ataques casi diarios de cohetes y morteros que se intensificaron después de que concluyó un cese al fuego de seis meses la semana pasada.

En la sureña ciudad israelí de Ashkelon, un cohete lanzado desde la Franja de Gaza mató a una persona, la segunda víctima mortal en Israel desde el sábado.

Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, Ehud Olmert, dijo que la acción militar continuaría hasta que la población del sur de Israel "no viva más en el terror y el temor de los constantes ataques con proyectiles".

"(La operación podría) tomar varios días", dijo el portavoz del Ejército Avi Benayahu.

Tanques israelíes fueron desplegados en la frontera de la Franja de Gaza, listos para ingresar al enclave litoral en el que viven 1,5 millones de palestinos. El gabinete de Olmert aprobó el llamado a 6.500 reservistas, dijo un funcionario de Gobierno.

Ampliando sus blancos para incluir al gobierno de Hamas, los aviones de guerra israelíes bombardearon el lunes el Ministerio del Interior, dijeron fuentes palestinas. No hubo noticias inmediatas sobre si se registró alguna víctima.

Explicando el plan de la zona militar cerrada, un portavoz del Ejército dijo que en la nueva política se le prohibía a los civiles, incluidos los periodistas, llegar a una zona de entre 2 y 4 kilómetros alrededor de Gaza.

Los precios del crudo subían el lunes por encima de 40 dólares el barril, casi hasta un 8 por ciento desde la sesión previa, mientras analistas dicen que el conflicto entre Israel y Hamas recordó a los operadores el riesgo geopolítico que enfrenta el suministro de crudo en Oriente Medio.

En lo que llamó un ataque "terrorista", el Ejército israelí dijo que un palestino apuñaló a tres personas en el asentamiento judío de Kiryat Arba, en Cisjordania, antes de que le disparara un peatón y fuera luego arrestado.

Uno de los heridos israelíes se encontraba en grave estado.

Hamas se mantuvo desafiante y el portavoz del grupo Fawzi Barhoum instó el domingo a los palestinos a usar "todos los medios disponibles, incluidas las operaciones de martirio", una referencia a los ataques suicidas en Israel.

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió el fin de la violencia, pero el Gobierno del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, puso la responsabilidad sobre Hamas para renovar la tregua.

La ofensiva israelí enfureció a los árabes de Oriente Medio, donde manifestantes quemaron banderas israelíes y estadounidenses para presionar por una respuesta más dura de sus líderes a los ataques en Gaza.

La Cruz Roja Internacional dijo que los hospitales de la Franja de Gaza habían sido sobrepasados y eran incapaces de lidiar con las víctimas.

Funcionarios médicos palestinos dijeron que entre los muertos del domingo había cinco hermanas pequeñas del norte de Gaza y tres infantes en una casa cercana a la residencia abandonada de un miliciano de alto rango de Hamas en Rafah.

Hamas dijo que 180 de sus miembros han muerto y que el resto de los más de 300 muertos son civiles, entre ellos 16 mujeres y varios niños.

Israel, cuyos políticos se encontraban bajo presión para actuar por los ataques con cohetes y morteros antes de la elección del 10 de febrero, ignoró la presión internacional para detener la mayor ofensiva en décadas, según un funcionario israelí que rehusó ser identificado.

La ministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, quien espera convertirse en primera ministra después de los comicios, dijo que el Estado judío estaba atacando a los milicianos pero "desafortunadamente, en una guerra, como en cualquier guerra, a veces también los civiles pagan el precio".

La cancillería de Senegal dijo que el líder de Hamas Khaled Meshaal manifestó estar dispuesto a firmar un alto el fuego con Israel por Gaza, según lo conversado en una llamada telefónica el domingo con el presidente del país Abdoulaye Wade.

En tanto, un grupo de clérigos de línea dura iraníes comenzó a registrar voluntarios para luchar en la Franja de Gaza contra Israel, informó el lunes una agencia de noticias local.

Ahora ve
No te pierdas