Hamas promete vengar muerte de líder

El bando israelí mató a un importante líder de los islamitas palestinos; el cese del fuego no parece llegar aún cuando 424 palestinos han muerto y 2,000 resultaron heridos.
Gaza  (Foto: CNN)
GAZA (CNN) -

Islamistas palestinos prometieron vengarse de Israel el viernes por matar a un importante líder de Hamas y a su familia, y dijeron que ahora estaban abiertas todas las opciones incluyendo atentados suicidas para "atacar los intereses sionistas en todas partes".
No había señal de un cese al fuego en el séptimo día de conflicto, en el cual al menos 424 palestinos han muerto y 2,000 resultaron heridos. Cuatro israelíes fallecieron a causa de cohetes palestinos.
Sin embargo, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, dijo el viernes que Washington está trabajando por un cese al fuego "sustentable y duradero" lo más rápido posible.
Israelí continuó presionando implacablemente con más de 30 ataques aéreos, uno de los cuales causó la muerte a tres niños palestinos de edades entre los 8 y 12 años quienes jugaban en una calle cerca del pueblo de Khan Yunis, en el sur de Gaza. Uno de ellos fue decapitado.
"Estas heridas no son heridas de las que se pueda sobrevivir", dijo Madth Gilbert, un doctor noruego en el hospital Shifa de Gaza quien no pudo salvar a otro niño que había perdido ambos pies en la explosión.
"Esto es un asesinato. Este es un niño", agregó.
Milicianos islamistas lanzaron cohetes hacia el puerto israelí de Ashkelon, uno de los cuales rompió las ventanas de un edificio de departamentos.
En Ciudad de Gaza, unos cientos de residentes con pasaportes extranjeros abordaron autobuses en la oscuridad previa al amanecer para abandonar la Franja, con la ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja, sus Gobiernos y permiso israelí.
"La situación es muy mala. Tememos por nuestros hijos", dijo Ilona Hamdiya, una mujer de Moldavia casada con un palestino. "Estamos agradecidos a nuestra embajada", agregó.
Quienes marchaban dejaban atrás a 1.5 millones de palestinos que no pueden escapar del conflicto, una ciudad que despierta a un nuevo día de bombas, misiles, fallas de electricidad, filas para comprar pan, ventanas con cinta adhesiva y calles llenas de vidrios rotos y escombros.
"No descansaremos hasta que destruyamos a la entidad sionista", dijo el líder de Hamas Fathi Hammad en el funeral de Nizar Rayyan, quien murió junto a sus cuatro esposas y 11 hijos a causa de un misil israelí que impactó su casa el jueves.
El portavoz Ismail Rudwan dijo que "tras este crimen, todas las opciones ahora están abiertas incluyendo operaciones de martirio para impedir las agresiones y para atacar los intereses sionistas en todas partes".
Protestas se vuelven violentas
Preparándose para protestas y violencia en respuesta a la muerte del alto jefe de Hamas, Israel selló su frontera con Cisjordania para negar la entrada de palestinos y desplegó una fuerte seguridad en los puestos de control.
Se llevaron a cabo protestas callejeras protagonizadas por palestinos en las principales ciudades de Cisjordania. En Ramallah, partidarios de Hamas se enfrentaron a partidarios de Fatah, calificando a la facción liderada por el presidente palestino con apoyo occidental Mahmoud Abbas como "colaboradora" de Israel.
En otras partes, manifestantes lanzaron piedras a puestos de control y algunos resultaron heridos por balas de goma.
En la capital jordana, Ammán, policía antidisturbios disparó gas lacrimógeno para dispersar a cientos de manifestantes que marchaban hacia la embajada israelí cantando: "No a las embajadas judías en tierra árabe".
En la Cachemira india, al menos 50 personas resultaron herdas cuando la policía disparó gas lacrimógeno contra una protesta por los ataques israelíes a Gaza, mientras que en la ciudad turca de Estambul unos 5,000 manifestantes se reunieron fuera de una mezquita para condenar la campaña aérea.
El número de fallecidos ascendió a 424 ya que algunas personas con heridas graves fallecieron y un ataque durante la mañana causó la muerte a dos palestinos en una casa que Israel dijo ocultaba un túnel y un depósito de armas.
Según estimaciones de Naciones Unidas, un cuarto de los muertos eran civiles. Cuatro israelíes murieron en ataques con cohetes lanzados desde Gaza desde que el sábado pasado comenzó la ofensiva israelí.
Nizar Rayyan, un clérigo en la "mezquita de los mártires" de Jabalya que preparaba a los atacantes suicidas, es el funcionario de más alto rango en morir en la actual ofensiva. Había llamado a realizar ataques con bomba en ciudades israelíes.
Fuerzas y vehículos blindados israelíes seguían desplegados en la frontera con Gaza en preparación para una posible invasión por tierra, ignorando los pedidos internacionales para que se detenga el conflicto.
El jueves por la noche, aviones de combate israelíes bombardearon la mezquita de Jabalya. Funcionarios de seguridad israelíes dijeron que ese era un lugar de reunión y puesto de comando para milicianos de Hamas, y que el gran número de explosiones tras el bombardeo indicaba que había almacenados en el lugar cohetes y misiles.
Nueve mezquitas han sido impactadas desde el sábado pasado.

Ahora ve
No te pierdas