Energía eólica, alternativa para México

El país se beneficiaría de la construcción de plantas de energía eólica ante el declive petrolero; Iberdrola y Acciona, en conjunto con Cemex, inauguraron el primer parque privado de este tipo.
energía eólica
LA VENTOSA, México (CNN) -

En este empobrecido poblado de tierras yermas en el sureste de México, donde sólo la maleza crece, nadie esperaba que el negocio viniera con el viento.

Las fuertes ráfagas agitan gigantes hélices blancas que han cambiado el paisaje y marcado una nueva vocación para la comunidad de La Ventosa, en el sureño estado de Oaxaca.

En este pueblo en el Istmo de Tehuantepec -la franja de tierra más estrecha del país entre el Océano Atlántico y el Pacífico- confluyen corrientes de viento, que con sus latigazos generan energía eólica, una alternativa que México impulsa para generar electricidad mientras cae su producción petrolera.

Con vientos promedio de 75 kilómetros por hora y rachas de hasta 200, los campos del istmo se van sembrando de aerogeneradores de 80 metros de alto.

La energía eólica hoy nada más genera 1% de la electricidad de México, pero el Gobierno quiere impulsar la construcción de más parques eólicos bajo un esquema de autoabastecimiento en el que puede invertir el sector privado.

Estos proyectos podrían ayudar al horizonte energético de México, sobre todo luego de que la producción de crudo -combustible con el que el país produce electricidad- se desplomó el año pasado a su menor nivel en 13 años por el envejecimiento del gigantesco yacimiento Cantarell.

La semana pasada, las españolas Acciona e Iberdrola arrancaron en Oaxaca los primeros parques eólicos privados en México para alimentar de energía a empresas como la cementera mexicana Cemex, despertando una nueva esperanza económica en la empobrecida región de Tehuantepec.

Los habitantes locales dicen que con esto todos ganan. Muchos apuestan a rentar sus tierras a las empresas energéticas y otros a trabajar en la construcción de los campos eólicos.

"Esto beneficia a la gente", dijo Pedro Vázquez, un campesino de la zona que está esperando que le golpeen a la puerta para alquilar sus tierras.

"Aquí hemos tenido mala suerte, nunca se da nada, sembramos arroz y no se dio, iban a poner un ingenio pero la caña tampoco de dio", agregó Vázquez.

Energía verde

De acuerdo con los reguladores del sector energético, el estado de Oaxaca tiene un potencial para generar hasta 5,000 megavatios de energía eólica, una capacidad que serviría para iluminar una ciudad como París.

"Con la energía eólica se refuerza nuestra seguridad energética, ya que diversificamos las fuentes primarias y disminuimos la incertidumbre originada por la volatilidad de los precios de los combustibles", dijo la secretaria de Energía, Georgina Kessel, durante la inauguración de las centrales eléctricas de Acciona e Iberdrola.

Los reguladores ya han otorgado permisos de construcción de parques eólicos a otras empresas privadas que permitirá llegar en el 2012 a una capacidad de 2,500 megavatios en la región.

Algunos proyectos en carpeta son los de las empresas privadas Vientos del Istmo, que abastecerá de electricidad a las tiendas de la minorista Soriana, y el de la francesa Energies Nouvelles, que proveerá a la cadena Wal-Mart de México (Walmex).

La estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE), generadora y distribuidora de electricidad, también tiene en la zona un parque eólico de 85 megavatios. Y planea construir cinco proyectos más con capacidad de 500 megavatios.

Las leyes mexicanas establecen que sólo la CFE puede comercializar la energía eléctrica.

Por eso el esquema consiste en que las empresas privadas construyan los parques y generen la electricidad para autoconsumo o para venderla a través de CFE.

Sin embargo, las empresas se enfrentan al problema de la falta de infraestructura de transmisión en el país, por lo que tienen que correr con la inversión para la ampliación del tendido eléctrico.

Para la operación de los parques eólicos de Acciona e Iberdrola, las empresas tuvieron que invertir 60 millones de dólares en infraestructura de transmisión para conectar sus plantas a la red de la CFE.

Y a pesar de que los precios internacionales del petróleo han caído más de 100 dólares desde mediados del año pasado, las empresas aseguran que la electricidad de fuente eólica sigue siendo más barata.

"Con los precios actuales del petróleo, la energía eólica es 10% más barata que la generada con gas natural", dijo Luis Farías, vice presidente de energía de la cementera mexicana Cemex, socia de Acciona en el parque.

Acciona estudia la construcción de otro parque eólico en asociación con Cemex en la península de Baja California, donde la fuerza del viento también podría empujar estos proyectos.

Ahora ve
No te pierdas