En EU, acuerdan plan por 800,000 mdd

Tras cinco días de negociaciones, los demócratas accedieron a disminuir su propuesta de 937,000 mdd; los senadores dijeron que el martes se realizaría una votación para aprobar el rescate financiero.
WASHINGTON (CNN) -

Los senadores demócratas accedieron el viernes a reducir su paquete de estímulo económico y apoyaron un plan de 800,000 millones de dólares, que daría al presidente Barack Obama una victoria importante, aunque estrecha.

Los demócratas dijeron que el martes se realizaría una votación para aprobar la medida, elaborada por los líderes de un grupo moderado de legisladores de ambos partidos y que es vista por otros países como una señal de compromiso de Estados Unidos por revivir la economía mundial.

"Estamos contentos de que el proceso avance y nos estamos acercando a dar a los estadounidenses un plan para crear millones de empleos y llevar a la gente de regreso al trabajo", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Con Estados Unidos atrapado en la peor crisis económica en más de 70 años -un reporte del viernes informó que se perdieron cerca de 600,000 empleos en diciembre-, Obama ha pedido que la ley llegue a su escritorio antes del 16 de febrero.

El presidente podría recibir el proyecto antes de esa fecha, pero la victoria legislativa sería moderada por el hecho de que posiblemente consiga sólo unos pocos de los republicanos.

Después de cinco días de negociaciones, los demócratas accedieron a más de 150,000 millones de dólares en recortes a su propuesta de 937,000 millones de dólares para reducir lo que sus críticos, en su mayoría republicanos, dijeron que era un gasto injustificado.

El senador demócrata Ben Nelson, un líder del grupo, dijo que el acuerdo respecto a la ley de estímulo ayudaría a despertar a la economía a través de reducciones de impuestos a la clase media y con inversiones específicas.

"Redujimos la grasa, freímos el tocino y ordeñamos a las vacas sagradas", dijo en el Senado.

El grupo anunció el que el acuerdo era por un plan de 780,000 millones de dólares en gastos y reducción de impuestos, pero asesores dijeron que el total podría ser hasta 47,000 millones de dólares más, debido a incentivos tributarios que los senadores agregaron para las ventas de casas y vehículos.

El Senado se reunió mientras datos oficiales mostraban que la pérdida de empleos en Estados Unidos se aceleró en enero y que la tasa de desempleo alcanzó un máximo de 16 años.

A pesar de las noticias, las acciones remontaron por segundo día consecutivo el viernes, en parte debido a la esperanza de que se lograra un acuerdo sobre el paquete de estímulo.

Si la medida es aprobada, los legisladores tendrían que resolver las diferencias entre ella y la versión de 819,000 millones de dólares que fue aprobada la semana pasada por la Cámara de Representantes sin necesitar los votos republicanos.

Una vez que ambas cámaras apruebe el proyecto final, la medida será enviada a Obama para que la convierta en ley.

Respaldo justo

Los demócratas esperaban votar la medida en la noche del viernes, pero los republicanos impidieron que eso ocurriera, diciendo que no habían tenido la oportunidad de leer el acuerdo.

El líder de mayoría del Senado, el demócrata Harry Reid, dijo que el debate continuaría el sábado y el lunes, fijando la votación sobre el proyecto para el mediodía del martes.

El presidente de la Comisión de Finanzas del Senado, Max Baucus, dijo que el plan de acuerdo sería aprobado con el apoyo de tres o cuatro republicanos en la cámara de 100 miembros, algo muy lejano al acuerdo bipartidista que Obama había solicitado inicialmente.

El senador republicano John McCain, a quien Obama venció en la última elección presidencial con la promesa de trabajar con ambos partidos, criticó la medida y el compromiso de Obama.

"La pueden llamar muchas cosas, pero bipartidista no es una de ellas", afirmó.

El senador republicano por Pennsylvania, Arlen Specter, también criticó la medida, pero dijo: "Creo que tenemos que actuar y creo que bajo todas las circunstancias, esto es lo mejor que podemos hacer y debemos hacerlo".

El demócrata por Massachusetts, John Kerry, dijo que el acuerdo está compuesto por un 42% de reducciones de impuestos y un 58% de nuevo gasto. "Es un buen equilibrio", afirmó.

Si bien un acuerdo sobre la medida daría un sólido comienzo a Obama, quien asumió la presidencia el 20 de enero, el escaso respaldo bipartidista en la Cámara de Representantes y el Senado fue un revés en su campaña por crear un nuevo espíritu de cooperación bipartidista en Washington.

Quienes se oponen a la medida dicen que gran parte del proyecto equivale a poco más que una lista de deseos de los liberales y que debería estar más enfocado al recorte de impuestos y a la creación de empleos, en lugar de más gasto gubernamental.

Los mayores recortes al proyecto acordado en el Senado se dieron en la ayuda a los estados, a la que se restaron 40,000 millones de dólares, la construcción de escuelas, con 16,000 millones de dólares y la salud pública, con 5,800 millones de dólares.

Ahora ve
Oficialismo se queda con más de 300 de los 335 municipios venezolanos en disputa
No te pierdas
×