El fraude de Stanford ‘golpea’ al Caribe

Expertos dijeron que el desfalco del magnate texano afecta la imagen financiera de la región; los inversionistas podrían salir de los países del Caribe por la falta de seguridad en sus recursos.
Stanford  (Foto: CNN)
MIAMI (CNN) -

El caso de fraude del magnate texano Allen Stanford asestó un nuevo golpe a la imagen del sector financiero del Caribe, que debe endurecer la supervisión y regulación para seguir siendo competitivo en tiempos difíciles, dijo David Jessop, director ejecutivo del Caribbean Council, una organización con sede en Gran Bretaña que se especializa en la política comercial del Caribe.

Stanford, un magnate de Texas, fue acusado civilmente la semana pasada en Estados Unidos por defraudar a miles de inversionistas en una estafa de 8,000 millones de dólares que involucró certificados de depósito vendidos desde su banco offshore en Antigua y Barbuda.

El caso repercutió a lo largo del Caribe, donde Stanford tenía amplios intereses y conexiones empresariales, y causó nerviosismo en inversores desde Estados Unidos y América Latina hasta Europa.

Varios países tomaron el control de los bancos y firmas locales de Stanford.

En medio de la profunda desaceleración global que afecta al turismo, las inversiones y remesas, la región caribeña necesita "poner la casa en orden" para seguir siendo confiable entre los inversionistas, dijo Jessop.

"En momentos en que la confianza es lo primordial (...) la gente probablemente mire hacia otras direcciones", expresó el ejecutivo en entrevista.

La zona este del Caribe ya había sido golpeada por el abrupto rescate del gobierno de Trinidad y Tobago en enero a varias subsidiarias del conglomerado financiero CL Financial Group, cuyas actividades financieras, de energía, seguros, salud y minoristas se extienden en toda la región y en el extranjero.

El banco central de Trinidad achacó los problemas de CL Financial a inversiones de alto riesgo y al gran apalancamiento de sus activos.

Durante años, el Caribe, que es sinónimo de bancos y firmas offshore, ha luchado por desligarse de la imagen de ser un escondite para los fondos "sucios" de las mafias internacionales y los traficantes de drogas y de servir como un refugio para los banqueros fugitivos, como Robert Vesco, quien murió en Cuba en el 2007.

Jessop dijo que los recientes problemas y las débiles regulaciones ponen en peligro a los esfuerzos del Caribe por mejorar su reputación y construir una economía regional moderna basada en el turismo y los servicios financieros.

"Es un verdadero desafío para el Caribe, porque están siendo desafiados el turismo y los servicios financieros, que son la economía actual del Caribe, mientras que también es amenazada la vieja economía que es la agricultura tradicional, el azúcar, los bananos, el arroz, etcétera", indicó.

Jessop dijo que los gobiernos y grupos de la región, como la Comunidad del Caribe (Caricom), integrada por 15 naciones, deben actuar en conjunto para cumplir con su promesa de coordinar sus políticas de regulación.

"Si la región quiere atraer todo lo relacionado con la industria de los servicios financieros, tiene que tener el ambiente regulador apropiado", sostuvo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Tiene que darse a nivel de gobierno nacional y tiene que suceder en toda la Caricom, pero es necesario que haya la intensión política de hacerlo", afirmó Jessop.

Cuatro días antes de que la Comisión de Valores de Estados Unidos anunciara los cargos de fraude contra Stanford, Leroy King, jefe de la autoridad de servicios financieros de Antigua y Barbuda, dijo a Reuters que no tenía "ninguna información creíble" de problemas en las filiales de Stanford en el país.

Ahora ve
Los mexicanos desconfían cada vez más en sus autoridades, revela un estudio
No te pierdas
×