México no es Estado fallido: Calderón

El presidente aseguró que el gobierno no ha perdido el control de su territorio a manos del crimen; Felipe Calderón confió que antes de que concluya su gobierno se habrá ganado la batalla al narco.
Calderon ap  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

El presidente Felipe Calderón aseguró que México no es un Estado fallido ni ha perdido el control de su territorio a manos del crimen organizado como han sugerido algunos informes del gobierno estadounidense.

En entrevista con The Associated Press, el mandatario confió que antes de que concluya su gobierno en el 2012 se habrá ganado la batalla al crimen organizado, al punto que el ejército y la policía federal puedan dejar el tema de la seguridad en manos de las autoridades estatales y municipales, aunque evitó establecer un plazo más específico.

Calderón señaló que su gobierno tiene toda una estrategia para combatir al crimen organizado que ha incluido una operación para limpiar la corrupción en las instituciones de seguridad del país, algo que también debería hacer Estados Unidos, pues los carteles deben corromper autoridades estadounidenses, no mexicanas, para introducir droga.

"Yo estoy haciendo mi lucha contra la corrupción en las autoridades mexicanas y estamos arriesgándolo todo por limpiar la casa, pero yo creo que también falta una buena limpieza del otro lado de la frontera", dijo el mandatario.

Reportes recientes de autoridades estadounidenses han expresado sus preocupaciones por el incremento de la violencia en México, e incluso en uno de ellos se aseguró que su vecino del sur y Pakistán corrían el riesgo de convertirse en estados fallidos si la espiral violenta se mantenía.

"Cuando alguien en el Departamento de Estado o en el área de inteligencia del gobierno estadounidense dice que México perdió parte de su territorio, primero no es cierto, segundo esa actitud hace un daño tremendo en las autoridades mexicanas", señaló.

Aseguró que mientras en Colombia las autoridades sí han perdido parte de su territorio a manos de grupos criminales o la guerrilla, en México no ha ocurrido y una muestra es que él puede viajar a cualquier parte del país.

Refirió que tras esos reportes, su gobierno protestó ante las autoridades estadounidenses y afirmó que recibió "un fuerte apoyo" de la nueva administración del presidente Barack Obama.

"Estoy seguro que él está recibiendo la información correcta sobre lo que está pasando en México. Y él me expresó claramente su compromiso para enfrentar este problema común en una forma común", añadió.

Calderón admitió, sin embargo, que su gobierno no ha sido exitoso en difundir la situación en el país.

"Si uno habla de 6,500 muertos asociados al crimen organizado el año pasado, parece que están cayendo los mexicanos en las calles de la ciudad de México víctimas del crimen, y esto no es así", dijo.

El presidente señaló que del total de muertos, más del 90% están vinculados con el crimen organizado y pese a reconocer el problema de criminalidad, aseguró que el 57% de esas muertes se concentra en tres ciudades: Ciudad Juárez, Tijuana y Culiacán.

El procurador general Eduardo Medina Mora dijo en una entrevista separada que la violencia atribuida al narcotráfico y el crimen organizado ha dejado alrededor 1,000 muertos en lo que va del 2009. Refirió que tan sólo en el 2008, se registraron 6,290 asesinatos, más del doble que el año anterior.

El procurador también informó que la llamada "Operación limpieza" para depurar la infiltración del narcotráfico en el gobierno mexicano prácticamente ha concluido dentro de su oficina con la detención de alrededor de 25 altos funcionarios y agentes, aunque se mantendrá el combate a la corrupción y la mejora en los procedimientos para el manejo de información confidencial.

"Veremos más acusaciones, pero no de alto perfil. Esta es una operación continua, esto no se detendrá, pero el planteamiento original ya se ha logrado", dijo.

Medina Mora, quien consideró que Estados Unidos aún debe hacer mucho más para detener el flujo de armas y dinero que utilizan los carteles de la droga, señaló que la operación reveló que funcionarios de procuración de justicia y de seguridad pública recibían dinero no sólo del cartel de Sinaloa, sino también del Cartel del Golfo.

La operación fue anunciada a mediados del 2008 en el mayor caso de infiltración del narcotráfico en las instituciones encargadas de combatir a los carteles. Uno de los detenidos fue el ex zar antidrogas Noé Ramírez.

La operación como fue originalmente concebida ha sido "esencialmente completada", declaró.

Aplaudió el esfuerzo estadounidense al arrestar en la víspera a más de 700 personas que son parte del Cartel de Sinaloa.

En los dos pasados años las autoridades han gastado 6.500 millones de dólares por encima de su presupuesto regular en seguridad pública para combatir el trasiego de drogas. No obstante, cada año los carteles manejan un presupuesto de 10.000 millones de dólares, estimó el procurador.

Medina dijo que el incremento de la violencia, que estaría alcanzando "el pico", no refleja el poder de los carteles, sino su debilidad.

Añadió que de todos los asesinatos atribuidos al crimen organizado sólo un 4% corresponde a civiles inocentes. Además, alrededor de 800 militares y policías han sido asesinados en esta batalla.

 

Ahora ve
Bienvenido al viaje por los 25 lugares más coloridos del mundo
No te pierdas
ç
×