Clientes de Stanford piden el anonimato

Los inversionistas latinoamericanos defraudados se oponen a que sus nombres sean revelados; temen ser blanco de actos criminales si se da a conocer que cuentan con amplios recursos.
Stanford  (Foto: CNN)
DALLAS (CNN) -

Inversionistas latinoamericanos que han sido afectados por el supuesto fraude del millonario texano Allen Stanford no quieren que sus nombres sean revelados en la investigación, por temor a ser blanco de criminales, comentó uno de sus abogados.

El jurista Stephen F. Malouf de Dallas, cuya firma representa a cientos de clientes latinoamericanos que fueron inversionistas de Stanford, explicó que junto a otros abogados se encuentran negociando con el síndico que supervisa las compañías de Stanford en Estados Unidos para mantener los nombres de sus clientes en secreto.

Malouf dijo que los clientes "temen por su seguridad".

En varios países de América Latina, el hecho de que se sepa públicamente que una persona es rica o posee suficiente dinero para invertir, la puede convertir a ella o a su familia en blanco de secuestradores.

El despacho del síndico nombrado por la corte Ralph Janvey no pudo ser contactado de inmediato para dar declaraciones y no ha respondido a una consulta enviada por correo electrónico.

Stanford, sus dos principales asesores y tres de sus compañías son acusadas por reguladores estadounidenses de un fraude de 8,000 millones de dólares con certificados de depósito de alto rendimiento emitidos por el banco Stanford de Antigua.

Los asesores financieros de Stanford tenían como objetivo inversionistas de clase alta de países como Venezuela, Perú, Colombia y Ecuador, con promesas de bajo riesgo y altos retornos.

Los clientes de Bernard Madoff, acusado de otra estafa de 50,000 millones de dólares, fueron revelados públicamente, un precedente que Malouf sostuvo que sus clientes latinoamericanos -que incluyen a muchos inversionistas en Venezuela- no quieren que se repita.

La Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) acusó a Stanford de desarrollar un "enorme esquema Ponzi" o piramidal durante al menos una década y malversar al menos 1,600 millones de dólares del dinero de los inversionistas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×