Obama pide cambios en el gasto

El presidente de EU instó el Congreso a ofrecer cambios constructivos sobre la prioridad del gasto; Obama busca impulsar su plan presupuestario de 3.5 billones de dólares.
WASHINGTON (CNN) -

El presidente Barack Obama, impulsando su plan presupuestario de 3.5 billones de dólares, instó al martes a poner fin al intento de ganar puntos en política y pidió al Congreso estadounidense que ofrezca cambios constructivos sobre la prioridad del gasto.

"Con la magnitud de los desafíos que enfrentamos ahora, lo que necesitamos en Washington no son tácticas políticas, necesitamos más ideas buenas", dijo tras un encuentro en la Casa Blanca con legisladores demócratas conservadores que han expresado preocupación por el déficit en el gasto.

"No necesitamos anotar más puntos, necesitamos más soluciones al problema", dijo a periodistas.

La intensificación de los esfuerzos de Obama para vender su plan de presupuesto llega en medio de las quejas de los republicanos de que su propuesta récord de gastos, que en gran parte apunta a sacar a la economía estadounidense de la profunda recesión, es muy costosa.

Algunos de los propios demócratas, que ampliaron su control en el congreso tras las elecciones de noviembre donde Obama ganó la presidencia, también se han mostrado disconformes con algunas disposiciones de gastos. Principalmente con algunas relacionadas con el subsidio a la agricultura, deducciones de impuestos y las emisiones industriales.

El presupuesto propuesto por Obama el mes pasado, que proyecta un déficit de 1.75 billones de dólares para el próximo año, establece un audaz programa que incluye ampliar la seguridad médica, mejorar la educación, impulsar a Estados Unidos hacia la independencia energética y combatir el calentamiento global.

Casi dos meses después de tomar posesión, Obama también intenta distanciar sus planes económicos y presupuestarios de la creciente molestia pública por los costosos rescates gubernamentales.

El lunes hizo un punto al asegurar a los estadounidenses que él compartía su molestia por los elevados bonos pagados a los ejecutivos de AIG, una aseguradora que recibió 180,000 millones de dólares de ayuda federal, y afirmó que trataría de que las compensaciones sean devueltas.

Consciente de las maniobras políticas a medida que la batalla por el presupuesto se calienta, Obama dijo: "si hay miembros del congreso que se oponen a políticas y propuestas específicas del presupuesto, entonces yo les pido a ellos que propongan soluciones alternativas y constructivas".

"'Sólo decir no' es el consejo adecuado para dárselo a sus adolescentes sobre las drogas. No es una respuesta aceptable a cualquier política económica que sea propuesta por otros partidos políticos", afirmó.

Obama asumió su cargo con el compromiso de una nueva era de cooperación bipartidista pero ha tenido dificultades para cumplir su promesa a medida que las realidades políticas de Washington han prevalecido.

"El pueblo estadounidense nos puso acá para hacer las cosas", dijo Obama. "Aprobemos el presupuesto que pone a esta nación en el camino de la prosperidad duradera".

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×