Científicos hallan remedio a la comezón

Investigadores encuentran que en los nervios dorsales radica el alivio de la picazón persistente; con base en eso tratarán de suprimir o aumentar estas sensaciones para la ayuda médica social.
Mosquito  (Foto: CNN)
NUEVA YORK (AP) -

Cuando uno tiene una comezón y se rasca se produce una agradable sensación de alivio. Ahora los científicos han logrado observar el comportamiento de los nervios dorsales que trasmiten señales de alivio al cerebro de los monos, un posible paso hacia nuevos tratamientos para la picazón persistente en las personas.

Más de 50 enfermedades pueden provocar casos graves de comezón, entre ellos el sida, el mal de Hodgkin y los efectos secundarios del tratamiento al dolor crónico, destacó Glenn J. Giesler, Jr., un neurocientífico de la Universidad de Minnesota, con sede en Mineápolis.

En el caso de algunos tipos de cáncer terminal incluso se limita el uso de medicamentos para el dolor sólo con el objeto de reducir la picazón, indicó.

Cuando uno se rasca puede provocar lesiones a la piel e infecciones en el caso de gente con picazón crónica, agregó. Por lo tanto los científicos desean hallar medios para que esas personas tengan alivio "sin desgarrarse la piel", agregó.

Mientras que los medicamentos pueden aliviar algunos tipos de comezón, otros casos son resistentes a los tratamientos.

No se ha llegado a saber con exactitud por qué al rascarse uno alivia la picazón. Pero un estudio en simios que realizaron Giesler y sus colegas, con financiamiento federal, da un paso para revelar el misterio en un artículo publicado el lunes en el sitio cibernético de la revista Nature Neuroscience.

Los científicos toman como referencia un tipo de nervio de la espina dorsal que trasmite la señal de la "comezón" al cerebro. Esos nervios llegan al cerebro a la altura de la base de la caja torácica.

Los investigadores sedaron a los macacos de pelo largo para realizar el experimento y les colocaron electrodos en sus nervios dorsales. Les inyectaron una sustancia química en la piel de una pierna a fin de producir picazón. Los nervios provocaron señales electrónicas como reacción.

A continuación los investigadores rascaron la pierna con una pieza metálica maniobrable que simula ser tres dedos del mono. El nivel de la reacción descendió, como una aparente señal de "alivio".

En contraste, cuando los investigadores rascaron la pierna sin provocar la picazón previamente la señal de respuesta se disparó. Lo cual quiere decir que los nervios "saben" reaccionar de manera distinta a la necesidad de alivio a una picazón, que cuando no la hay.

"Es como si hubiera un pequeño cerebro" en la espina dorsal, destacó Giesler.

Es probable que los científicos puedan identificar las señales que les indican a esos nervios que proporcionen la respuesta de alivio, y a continuación tratar de imitar la acción con fármacos o algún tipo de estimulante, añadió.

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×