Se calma la situación en el reclusorio

Una riña entre 60 reos del Reclusorio Norte provocó un enfrentamiento entre granaderos y visitantes; Ebrard negó un motín e insistió en que la comunidad penitenciaría debe cuidarse de la influenza.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El Gobierno del Distrito Federal informó que se encuentra bajo control la riña que se suscitó en el interior del Reclusorio Norte, y que dejó como saldo siete internos lesionados por golpes, al parecer ninguno de gravedad.

Autoridades de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario informaron en primera instancia que el incidente fue provocado por internos que exigían que se habilitara la visita familiar, que fue suspendida como medida de prevención contra el virus de la influenza.

No obstante, el subsecretario de Gobierno del Distrito Federal, Juan José García Ochoa, aseguró que lo ocurrido fue una riña por rencillas en la que participaron entre 30 y 60 internos de los dormitorios cinco, seis y siete.

"El conato de bronca se originó a las 9:00 horas y se controló aproximadamente una hora más tarde; se trató de una riña en los dormitorios que no tuvo que ver con la cancelación de la visita, sino que se trató de diferencias entre los grupos", aseguró.

Durante el enfrentamiento los internos quemaron al menos un colchón para llamar la atención, pero el personal de seguridad interna del reclusorio sofocó el incendió y controló las fricciones entre los reos.

A las 12:45 horas un grupo de personas intentó acercarse a la puerta de la aduana del reclusorio pero fueron contenidas por los granaderos. En respuesta los inconformes arrojaron botellas y piedras a los uniformados los cuales consiguieron defenderse con sus escudos antimotines.

Tras dos minutos de fricciones, la policía logró controlar la situación, y hasta el momento no se han registrado mayores incidentes aunque las protestas verbales continúan.

Autoridades de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario acordaron con los inconformes que permitirán el ingreso de una comitiva de 15 personas para verificar que hay alimentos y medicinas suficientes en el interior del penal.

De acuerdo con autoridades del gobierno capitalino, los internos lesionados son: Jesús Baltazar Díaz, Luis Francisco Ramírez Saldaña, Alonso Rojas Flores, Juan Carlos Campos Gracia, Luis Guevara García, Juan Carlos Alvarez Morales y Édgar Lavalle Sánchez.

Ebrard puntualizó que no se produjo un motín en el Reclusorio Norte y que la situación está bajo control y sin lesionados, contrario a lo que informó el subsecretario de gobierno, Juan José García Ochoa, quien reportó siete heridos por riña.  

En ese sentido planteó la necesidad de ponerse de acuerdo, pues toda la población penitenciaria se debe cuidar y no se puede permitir que una gran cantidad de personas entre y salga de esos sitios sin medidas para evitar epidemias.  

El funcionario también reconoció que persiste malestar por algunas medidas adoptadas por el gobierno.

Ahora ve
AMLO se encuentra con Delfina Gómez en su gira por el Estado de México
No te pierdas
×