Brown lucha por salvar a su Gobierno

El primer ministro británico reorganiza su gabinete ante renuncias recientes de varios ministros; algunos diputados laboristas han estado recolectando firmas para derrocar a Gordon Brown.
LONDRES (CNN) -

El primer ministro británico, Gordon Brown, desistió el viernes de reemplazar a su ministro de Finanzas en un intento por mantener unido su gobierno y para poner fin a una crisis que ha tumbado la libra esterlina.

La libra alcanzó un mínimo en dos semanas contra el euro luego de la renuncia de otro ministro de alto rango -el tercero en igual cantidad de días- mientras los resultados de elecciones locales apuntaban a fuertes pérdidas para el laborismo pero no a un viraje hacia la oposición conservadora.

"El mercado está reaccionando al desastre que es la política en el Reino Unido", dijo el estratega de divisas de RBC Adam Cole.

Reportes de medios indicaban que Brown había desistido el viernes de un plan para reemplazar al ministro de Finanzas Alistair Darling con su aliado cercano Ed Balls luego de que Darling se negó a dejar el cargo.

Darling ha sido alabado por sus esfuerzos para sacar a Gran Bretaña de su recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial.

Una creciente rebelión contra Brown ha aumentado las posibilidades de elecciones anticipadas en el otoño boreal en lugar de la ampliamente esperada fecha de mayo. Algunos diputados laboristas han estado recolectando firmas para derrocar a Brown.

El secretario de Defensa John Hutton y el secretario de Trabajo y Pensiones James Purnell, visto por algunos como un posible líder del partido, se convirtieron en los últimos ministros del gabinete en renunciar.

Hutton dijo que aún estaba comprometido a apoyar a Brown y renunciaría al Parlamento en la próxima elección, aunque Purnell dejó su objetivo perfectamente claras.

"Ahora creo que la continuación de su liderazgo hace más, y no menos, posible una victoria conservadora", dijo en una carta a Brown que fue publicada en periódicos. "Por lo tanto, estoy pidiéndole que se haga a un lado para dar a nuestro partido una oportunidad de ganar", agregó.

Última oportunidad

La actual reorganización, la segunda en ocho meses, es vista como una última oportunidad para Brown, para tratar de recuperar autoridad sobre un partido cada vez más rebelde.

La partida de Brown agregaría presión al laborismo para que adelante una elección general que debe llevar a cabo dentro de un año.

Los conservadores, que representan a la oposición de centro derecha, tienen la ventaja en las encuestas y serían los claros favoritos para regresar al poder por primera vez desde 1997.

Quien gane enfrenta la tarea de reducir los préstamos de un nivel de 175,000 millones de libras (282,000 millones de dólares) este año -más de un 12% del PIB- y deberá aumentar impuestos y recortar gastos.

"El Gobierno está colapsando frente a nuestros ojos", dijo el líder conservador David Cameron en su sitio Web.

Resultados preliminares en elecciones locales señalaban al débil desempeño esperado para el Partido Laborista de Brown, con los votos que perdió repartiéndose entre partidos de oposición, sin un claro beneficiario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Eso sugiere que una elección parlamentaria anticipada podría no producir una mayoría conservadora tan grande como los sondeos lo han indicado.

Reportes de medios dijeron que hasta 75 parlamentarios laboristas -cerca de un quinto del total- estaban listos para firmar una carta instando a la salida de Brown, aún antes del anuncio de Purnell.

Ahora ve
Estudiante de Puebla crea zapatos con gas pimienta para protección personal
No te pierdas
×