San Antonio, un santo taquillero

El santo es muy popular entre las mujeres solteras, quienes le rezan para conseguir marido; la iglesia católica considera que poner la imagen del santo de cabeza o de espaldas es brujería.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La Iglesia festeja a San Antonio de Padua, uno de los santos más "populares y taquilleros", sobre todo por las mujeres solteras, destacó José de Jesús Aguilar, director de Radio y Televisión de la Arquidiócesis Primada de México. En entrevista señaló que se trata de "uno de los santos más taquilleros porque tiene esta historia fantástica llena de milagros", sobre todo porque los solteros le piden una pareja, lo que no puede lograrse "mágicamente", sino que tiene que ver también con la actitud de las personas.

Explicó que San Antonio, conocido como "santo del amor y del matrimonio", primero ayudaba a que los matrimonios tuvieran un entendimiento en sus problemas, era una especie de terapeuta y ayudaba a que los novios se casaran cuando realmente se amaban.

También se le reconoce como "casamentero", en particular para las mujeres esta devoción viene de que en aquel tiempo se les pedía una dote para que se casaran y las pobres que no tenían acudían a él, quien movía sus influencias con los ricos y les daban esa ayuda para que pudieran casarse.

Advirtió que sólo se recomienda asistir a misa, sin que haya necesidad de "poner de cabeza la imagen"; baste recordar que él fue un patrono para conseguir matrimonio, pero no se necesita hacer ritual, porque de lo contrario se convierte e brujería.

Ponerlo de cabeza al principio no tenía problema, pero ahora muchas personas lo hacen sin saber por qué, se convierte en una superstición y le dicen al santo: "te voy a castigar y a poner de cabeza o contra la pared hasta que me consigas pareja".

Explicó que estas personas piensan que el amor se consigue "mágicamente", sin esforzarse por ser mejores.

La proporción es igual de hombres y mujeres devotos que piden a San Antonio interceda para resolver los problemas del matrimonio, sin embargo "es más la urgencia de las mujeres en conseguir novio y sobre todo en casarse".

Ello, detalló, se debe a que en la sociedad en algún tiempo una mujer no casada era mal vista, de hecho mujeres que se quedaron solteras se sienten incompletas.

Recordó una forma disimulada en que las mujeres comenzaron a hacer sus declaraciones el Día de San Antonio, pidiendo 13 monedas a diferentes muchachos para darlas al santo, pero más bien era una manera de decirle al joven; "me gustas pero no te lo digo abiertamente", así que son más las mujeres las devotas a este santo.

San Antonio de Padua nació en Lisboa en 1195. A los 27 años se hizo franciscano y tomó el nombre de Antonio en recuerdo de San Antonio Abad, aunque su nombre original era Fernando.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al realizar labor de evangelización en África, el clima y el trabajo lo enfermaron, por lo que se embarcó para España pero una tempestad lo llevó a Italia.

Allí y en Francia predicó previniendo a la gente para que no se dejara engañar por los herejes. Murió el 13 de junio de 1231 a los 35 años. El papa Gregorio XI lo declaró santo al año de su muerte.

Ahora ve
Trump vuelve a defenderse por disturbios en Charlottesville atacando a la prensa
No te pierdas
×