La OCDE ve fortaleza en sector agrícola

La resistente demanda de alimentos reducirá el impacto de la crisis mundial en esa industria; la OCDE opinó que el campo se beneficiará por la inflación alimentaria que dejó altos ingresos.
PARÍS (CNN) -

La demanda alimenticia mantendría fuerte al sector agrícola en la próxima década y limitaría el impacto de la recesión económica mundial, dijeron la OCDE y la agencia de alimentos de Naciones Unidas en un informe revelado el miércoles.

Los máximos históricos alcanzados por los precios de los cultivos impulsaron una inflación alimentaria el año pasado, lo que generó malestar en algunos países en desarrollo.

"A pesar del impacto significativo de la crisis financiera mundial y de la desaceleración económica en todos los sectores de la economía, la agricultura estaría relativamente mejor como resultado del reciente período de ingresos relativamente altos y de una demanda alimentaria relativamente resistente", señaló el reporte.

Tras el retroceso de los precios desde los niveles récord del ciclo 2007/08, los precios agrícolas bajarían en los próximos dos a tres años a causa de la desaceleración mundial, pero permanecerían por encima de los promedios de entre 1997 y el 2006.

Sin embargo, los autores del informe enfatizaron que sus proyecciones de precios son cautelosas dada la incertidumbre en torno a la profundidad de la crisis económica y la volatilidad del petróleo, el que incide cada vez más en los valores agrícolas debido a la producción de biocombustibles.

"Anticipamos (...) un nivel mucho mayor de volatilidad en el precio del que hemos visto en el pasado", dijo en una conferencia de prensa Ken Ash, director de comercio y agricultura de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), basada en París.

Recesión golpearía a la carne

Los precios promedio de los cultivos en el 2009-2018 estarían, en términos reales, de un 10 a un 20% por encima de los del período 1997-2006, mientras que los precios reales de los aceites vegetales treparían más de un 30 por ciento, mostró el informe.

Los precios de la carne y los productos lácteos subirían menos que los de los cultivos en el 2009-2018, porque serían más golpeado por la crisis económica en el corto plazo al ser más sensibles a los niveles de ingresos, afirmó el reporte preparado por la OCDE y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En términos reales, los precios de la carne no superarían el promedio del 1997-2006, mientras que los de las materias primas lácteas treparían levemente, apoyados por un alza en los valores de la energía y los aceites vegetales.

Los precios de los cultivos y de los aceites vegetales serán apoyados en los próximos años por la demanda alimenticia de los países en desarrollo, ante un crecimiento de la población y de los ingresos, y por un mayor consumo de biocombustibles, señaló el reporte.

"La rápida expansión que se proyecta en la producción de biocombustibles para abastecer la demanda seguirá teniendo impactos inflacionarios en los insumos como el trigo, maíz, oleaginosas y azúcar", explicó el reporte, aunque funcionarios de la OCDE aclararon que su impacto es moderado y no el principal factor detrás de las recientes escaladas.

 

 

Ahora ve
Polémica por información no verificada del pago a Gal Gadot en ‘Wonder Woman’
No te pierdas
ç
×